A partir de este martes, el vocero de la Diócesis de Piedras Negras, Juan Armando Renovato, se integra a sus actividades. Foto: Vanguardia/Archivo
A partir de este martes, el vocero de la Diócesis de Piedras Negras, Juan Armando Renovato, se integra a sus actividades

A partir de este martes, el vocero de la Diócesis de Piedras Negras, Juan Armando Renovato, se integra a sus actividades en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en Villa de Fuente, luego de haber permanecido hospitalizado por contagio de COVID-19.

“El medico que me hospitalizó me dijo que a me puedo integrar a mis actividades en la parroquia, aplicando los protocolos sanitarios; poco a poco aumentare el ritmo de trabajo que tenía”, dijo el presbítero. 

Por su parte el Obispo de la Diócesis, Alonso Gerardo Garza Treviño, menciono que el médico le ha indicado al padre Renovato que puede ir volviendo poco a poco a sus actividades ordinarias, algo que da mucho gusto.

En tanto el sacerdote Rodrigo de Ciudad Acuña, apenas inició su aislamiento al resultar positivo en la prueba de COVID.

Ante ello, el obispo envió un nuevo exhorto a la ciudadanía para que cuide su salud, pues los contagios cada vez van en aumento al relajar la ciudadanía las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas cuando salen a la calle o el reunirse más de lo que las autoridades recomiendan.

En los últimos días, diferentes estados han tenido que dar marcha atrás a las reaperturas de negocios o establecimientos de diferentes giros dentro de la reactivación económica debido a que se aumentaron los contagios. 

En algunos estados, los hospitales designados para atender a los contagiados de coronavirus se encuentran a su máxima capacidad, por lo que se eme que no haya camas suficientes para tener a los que van surgiendo.