Foto: Lidiet Mexicano
El edil expuso que no tuvo síntomas graves del coronavirus y el cómo su esposa, Karina Rivas, están bien de salud

Después de haber pasado 14 días con tratamiento médico y en resguardo domiciliario por dar positivo a la prueba SARS-CoV-2, el alcalde Marcos Amador Garza González se recuperó de este padecimiento y este miércoles regresó a sus actividades en la presidencia municipal de Candela.

A través de sus redes sociales posteó una fotografía donde se le ve en su oficina en el palacio municipal, reanudando sus actividades en físico, pues durante su ausencia se mantuvo coordinando al ayuntamiento en línea.

El edil expuso que no tuvo síntomas graves del coronavirus y el cómo su esposa, la primera dama Karina Rivas, están bien de salud.

Destacó que por el momento Candela cuenta con siete casos activos de COVID-19 y aunque todos estos están en síntomas leves o sin ellos y permanecen en aislamiento domiciliario, invitó a la población a seguir usando cubrebocas, mantener la sana distancia y a que laven sus manos constantemente para evitar la propagación del virus.