Las mesas de trabajo se llevaron a cabo en el Bazar Juárez. / Fotos: Francisco Muñiz/VANGUARDIA.
En representación del candidato Armando Guadiana, la maestra Rosa Esther Beltrán recibió las propuestas que artistas plantearon en unas mesas de trabajo convocadas por su equipo

El pasado jueves 20 de mayo el candidato a la alcaldía de Saltillo por Morena, Armando Guadiana, convocó a un grupo de integrantes de la comunidad artística local a unas mesas de trabajo sobre temas relativos a la administración, gestión, producción y difusión de las propuestas y expresiones culturales y artísticas del municipio.

En representación del candidato acudió la maestra Rosa Esther Beltran quien agradeció la presencia de los artistas, reunidos en el Bazar Juárez, ubicado en el Centro Histórico, y con la guía de Lucía Sánchez Robles se llevó a cabo el diálogo.

No obstante, antes de iniciar el ejercicio, algunos de los presentes externaron su inquietud por conocer las propuestas que el candidato ya tuviera preparadas, así como su perspectiva de lo que considera como arte y cultura y su interés en el área.

Los encargados explicaron que, de manera general, Guadiana ha planteado su preocupación por atender las colonias y “llevar la cultura” a estas, descentralizando la actividad del Centro Histórico a través de propuestas preliminares como “cine en tu colonia” —cuya vaguedad fue cuestionada—, aunque sin su presencia no se respondió la segunda cuestión. Además, se dio a conocer que hubo una reunión previa con otros artistas donde se acordó generar las mesas.

Zanjado el asunto se procedió al desarrollo de las mesas de trabajo y, tras unos minutos de discusión y deliberación, un integrante de cada una pasó al frente a compartir las conclusiones con los presentes, mismas que fueron anotadas por los representantes para su posterior presentación ante el candidato, de manera que se comprometa a llevarlas a cabo de ganar las elecciones.

La escritora Marlén Curiel-Ferman, a nombre de la mesa dedicada a la Consolidación de un proyecto editorial, propuso “desanquilosar la palabra cultura, a efectos de poder llegar a lugares más olvidados”, además de formar un Consejo Editorial que, aparte de sus responsabilidades por definición, “se aboque a la creación de nuevos talentos que también vayan de la mano con este diálogo que se pueda tener dentro de los barrios o de las colonias y que exista un consejo de fomento a la lectura a través del cual se pueda dialogar con esas comunidades”, entre otras ideas como la apertura a temas, disciplinas literarias y subgrupos sociales diversos para dar pie a una pluralidad cultural y una colaboración con la Universidad Autónoma de Coahuila para realización de estudios de campo que sustenten y enriquezcan los programas culturales.

Por su parte, la bailarina y maestra Tania Cardona, desde la mesa de Cultura comunitaria y social, compartió que es “urgente para todos nosotros, que se nos de el valor y que se nos reconozca, porque estoy segura que todos nosotros tenemos muchos qué aportar. Creo que nosotros valemos tanto como la gente de fuera”, además de una correcta administración de los recursos, de manera que apoyen “propuestas de cualquier disciplina enriquecedoras para la comunidad”, e identificar las necesidades del público con el que se va a trabajar.

De la mesa de Desarrollo profesional del creador y del ejecutante habló el actor Ozcar Castañeda, quien propuso “capacitación y profesionalismo integral”, además de que la asesoría y capacitación se lleve a cabo tanto por agentes locales como externos, sin mencionar que haya tanto capacitación básica y especializada, para atender a artistas emergentes y consolidados, y que se revise la infraestructura para disciplinas que no tienen foros institucionales designados como danza y teatro, entre otras.

Ahí mismo, el también actor Homero Craig, único participante de la mesa de Programación e Identidad Cultural, propuso que exista un comité para la organización del Festival Internacional Saltillo que designe objetivos, sentido y vocación claros para el mismo “según lo que esté ocurriendo en la sociedad”.

Después tocó el turno de la mesa de Transparencia en distribución de presupuestos que, a través del actor Armando Tenorio, planteó como base para la realización de esta y el resto de las propuestas, la reforma a la Junta de Gobierno del Instituto Municipal de Cultura de Saltillo (IMCS) —organismo que regula todas las actividades de este—, de manera que haya clara representatividad de la comunidad artística entre sus miembros —pues en la actualidad son designados por el mismo gobierno—. Asimismo, que todos los temas que se discutan en las reuniones de la Junta se hagan públicos tanto antes como después de las mismas y, por último, en el mismo espíritu de ética, que se someta a concurso el puesto de director del IMCS.