Altercado. Francisco González se vio involucrado en una pelea con madres de familia. / ESPECIAL
10 mujeres arribaron a la Pronnif a reclamar la entrega de sus hijos a quienes, aseguran, no los dejan ver y temen que estén siendo víctimas de abusos sexuales

El subprocurador de las Oficinas de la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), Francisco González Mena, se vio obligado ayer a solicitar la separación de su cargo tras haber sido involucrado en una pelea con un grupo de madres en las instalaciones de la dependencia. 

Los hechos ocurrieron alrededor del mediodía, cuando 10 mujeres arribaron a la Pronnif a reclamar la entrega de sus hijos a quienes, aseguran, no los dejan ver y temen que estén siendo víctimas de abusos sexuales. Incluso acusaron a González Mena, quien estaba en el lugar, de ser déspota y agresivo. 

Los reclamos subieron de tono, por lo que el funcionario les pidió abandonar las instalaciones, pero las mujeres, molestas, empezaron a golpearlo y tuvo que ser rescatado por la Policía Municipal y sacado del lugar en una patrulla.

La situación se volvió más tensa, incluso los agentes fueron agredidos y una de las inconformes acusó haber sido agraviada por uno de ellos.

“Derivado de las manifestaciones ocurridas este miércoles y de la falta de disposición de los manifestantes para llegar a un acuerdo, González Mena solicitó su separación con el objetivo de que se lleven a cabo las investigaciones y diligencias pertinentes”, expresa el boletín. 

La información oficial indica que la separación del cargo se hizo “por voluntad propia” y aclara que se buscó brindar atención “pero no fue posible entablar diálogo dada la negación de los manifestantes”.