Unidad. La comunidad artística local, pero en especial el gremio teatral, se ha solidarizado con los afectados. Foto: Especial
Miembros de la comunidad artística han expresado su indignación luego de que el director del Instituto Municipal de Cultura fuera acusado de misoginia y acoso sexual

La situación por las acusaciones de acoso y misoginia contra Iván Márquez Morales, director del Instituto Municipal de Cultura, por un grupo de artistas locales ha suscitado un movimiento de solidaridad entre la comunidad artística de Saltillo hacia estos creadores.

Desde que el pasado jueves 27 de agosto se dio a conocer un documento firmado por cinco testigos, donde aseguran que el día 23 de este mismo mes el funcionario agredió verbalmente y con comentarios misóginos a una mujer, mientras que acosó sexual a otro de los invitados a la reunión privada, cientos de personas comenzaron a compartir con indignación la publicación.

Durante la mañana del viernes, sin embargo, más voces comenzaron a unirse de manera más formal, en especial desde el ámbito teatral, del que provienen la mayoría de los involucrados. Es así como distintas compañías y grupos locales han dado a conocer su postura ante los hechos.

La compañía independiente de teatro Camaleón emitió en un comunicado en el que, escriben, “nos mantenemos en pie del arte, del teatro y de la cultura de la cero tolerancia ante la injusticia”, además de que condenaron “cualquier tipo de violencia y nos unimos en apoyo y solidaridad para nuestros compañeros”.

De manera similar la compañía Diáspora Teatro, también a través de Facebook, en una publicación dio a conocer su postura.

“Nos oponemos ante cualquier acto de injusticia o acto que atente contra los valores que debemos defender para que no se cometan bajo ninguna circunstancia” y agregaron “la violencia no tiene justificación bajo ningún motivo, todo tipo de acción que dañe la integridad de cualquier persona”.

También la Asociación Coahuilense de Teatristas se pronunció al respecto y expresó su solidaridad con todos los artistas involucrados en la agresión que describe la carta publicada.

Cuando se dio a conocer la respuesta que dio el funcionario la mañana de este viernes a través de medios, en la que negó todas las acusaciones que se le imputan, un usuario mencionó que “la violencia y el acoso, como cualquier tipo de acto que atente contra la integridad de un ser humano, no pueden quedar impunes. Que este hombre sea nuestro representante de cultura, explica la cultura que tenemos ¡y que no queremos! Y reitero que no nos manifestamos en contra de la administración municipal actual, si no en contra de su director de cultura”, quien además hizo hincapié en que como artistas exigen la destitución de Márquez.

De manera individual otros miembros de la comunidad, así como otros tantos ciudadanos, también se solidarizaron con la situación en redes sociales, expresando su indignación ante la violencia de género y el acoso del que se presume cometió el funcionario, mientras que otros  aseguran también haber sido violentados.

A través de este medio el promotor cultural, Sergio Castillo, así como el actor y director, Juan Antonio Villarreal, compartieron también mensajes en solidaridad con los artistas.

Nos sumamos a la denuncia de la teatrista Andrea Galindo y sus compañeros. Le exigimos a las autoridades que los escuchen y que protejan sus derechos humanos, que la queja no genere represalias como el señalado ya advirtió. No es la primera vez que Iván Márquez enfrenta acusaciones por sus prácticas y comportamientos. Hasta a mi me toqueteó alguna vez sin consentimiento, desde luego, y se de otros que han pasado por lo mismo. No podemos permitir que los funcionarios públicos abusen de su cargo para acosar, agredir y amenazar, ya no. Además de ser un servidor público que ha ejercido este y otros cargos bajo fuertes cuestionamientos éticos y de profesionalismo ¿debemos tolerar ahora que también viole derechos y agreda? Decididamente, alguien así no puede representar a la comunidad artística de la ciudad.

Sabemos que el alcalde Manolo Jimenez es un líder sensible, que trabaja en favor de los derechos humanos, principalmente de los sectores vulnerables y sabrá hacer lo correcto frente a esta situación”, compartió Castillo.

Por su parte, Villarreal expresó que “siempre apuntamos hacia la verdad , lo ocurrido en este caso nos parece vergonzoso, como compañeros de escena por supuesto que apoyamos el reclamo de ella y de los muchachos, pero más allá de eso, la falta de respeto hacia cualquier ser humano es algo que no podemos tolerar. Cuando se tiene un cargo público, y más en este caso un cargo cultural, nos demanda comportarnos a la altura de esa encomienda las 24 horas de los 365 días de cada uno de los años que se ejerza el puesto. Pedimos respeto para ella tanto como por ser mujer, como por ser actriz, de igual manera respeto para todos los compañeros del gremio. La cultura nos salvará, pero tenemos la obligación de salvar nosotros a la cultura”.

BAJO PERFIL

>  Mientras la opinión pública continúa solidarizándose con la causa de los artistas que acusaron a Iván Márquez, por parte del funcionario sólo ha habido un comunicado que compartió con medios locales, donde niega las acusaciones y menciona que considera la posibilidad de tomar acciones contra lo que considera son difamaciones.

    Pero, al cierre de esta edición, ni en sus redes sociales ni de manera directa a través de algún medio de comunicación ha hecho declaración alguna —con excepción de un mensaje por Whatsapp en un programa de televisión local—, ni se han pronunciado voces en apoyo del actual director del IMCS, salvo un par de excepciones en redes sociales como comentarios a los artículos que se han publicado.Cultura. Casa Purcell, emblemático recinto de la cultura en Saltillo es sede del Instituto Municipal de Cultural, cuya cabeza, Iván Márquez, está siendo cuestionada por sus actitudes misóginas y por acoso sexual.