Foto: Sandra Gómez
Lo que se debe reforzar ahora es la atención a víctimas de feminicidios, porque solo aumentar las penas no sirve de mucho para evitar se sigan presentando casos, consideró.

Torreón, Coahuila. – El alcalde Jorge Zermeño Infante se unió a la indignación nacional por el asesinato de Fátima, la niña de siete años que atacaron y mataron en la Ciudad de México.

Fátima fue reportada desaparecida hace unos días, por su familia que alerto que una persona desconocida la había sacado de la escuela.

Este domingo Fátima fue encontrada muerta, con señas de violencia y tortura sexual, y parte de sus restos estaban en una bolsa de plástico.

Hay que alzar la voz, generar una mayor conciencia y respeto a la vida, declaró, en tanto exigió a la Fiscalía de la Ciudad de México encuentre a los responsables de este aberrante crimen y los lleve hacia la ley.

Este hecho lastima a las familias y sociedad de todo México, puntualizó.

A nivel municipal, dijo la labor preventiva en contra de los feminicidios se mantiene activa, el Instituto Municipal de la Mujer permanentemente está trabajando con colectivos y universidad en programas de orientación a los derechos de las mujeres.

Lo que se debe reforzar ahora es la atención a víctimas de feminicidios, porque solo aumentar las penas no sirve de mucho para evitar se sigan presentando casos, consideró.

Lamentó que actualmente las víctimas de feminicidios no reciban atención alguna por parte del Estado Mexicano, como víctimas indirectas de la violencia, están indefensas y en desventaja, presentando problemas sociales, emocionales y económicos.