Los hechos ocurrieron en el municipio de San Juan de Sabinas

La Red de Reporteros de Coahuila exigió al secretario de Seguridad Pública estatal, José Luis Pliego, que realice una investigación luego de que el jefe de Mando Único de la región, Noé Fernández, detonó su arma y lanzó disparos al aire para amedrentar el trabajo de periodistas que cubrían el hallazgo de un cuerpo.

En un comunicado, la agrupación detalló que los hechos ocurrieron a las 13:30 horas de este miércoles en el autódromo de San Juan de Sabinas, "en donde una docena de compañeros captaron puntualmente las imágenes cuando -el jefe policiaco- intentaba amedrentarlos". 

Indicó que los reporteros de la región Carbonífera, Alejandro López, Antonio González, Karla Cortez, Sinue Samaniego, Raymundo Campos, Alejandro Fernández, Teresa Muñoz y Cristina Flores, acudieron a realizar la cobertura del hallazgo de un cadáver en el sitio.

Añadió que con el equipo mediante el cual diariamente realizan su labor, uno de los reporteros activó un dron para captar las imágenes, pero un elemento de la Fiscalía le solicitó retirarlo del lugar, a lo cual el compañero accedió, incluso antes de cruzar la línea de acordonamiento.

Sin embargo, pese a que los reporteros siguieron las indicaciones de la autoridad, Noé Fernández realizó los disparos al aire. 

Ante el cuestionamiento de los reporteros, el jefe policiaco respondió con una risa burlona sin dar mayor explicación.

"La agresión fue captada en imagen por los reporteros que realizaban la cobertura, por lo cual existen pruebas en fotografía y video que documentan las irregularidades en que incurrió el servidor público", señala el documento.

La Red de Reporteros de Coahuila solicitó a todas las autoridades que "manden un mensaje claro para que los servidores públicos cumplan con el respeto a las garantías de la libertad de expresión y del trabajo periodístico, sobre todo aquellas responsables de preservar la seguridad".

Con relación a los hechos ocurridos al mediodía de hoy en el municipio de San Juan de Sabinas, la Secretaría de Seguridad Pública en Coahuila señala:

1.- Se inició de inmediato una investigación interna para determinar lo ocurrido, deslindar responsabilidades y si fuera el caso, aplicar las sanciones correspondientes.

2.- Hasta ahora se tiene la certeza de lo siguiente:

Un elemento de las fuerzas de seguridad accionó un arma en los momentos en que resguardaba las inmediaciones del sitio en que se daba cuenta del hallazgo de un cuerpo sin vida.

El arma que accionó es un rifle de aire, tipo deportivo, que funciona con postas o balines. De lo anterior existen las pruebas físicas y documentales respectivas.

El elemento no apuntó ni dirigió en ningún momento el disparo hacia donde se encontraban los representantes de los medios de comunicación, de tal forma que aun siendo un arma deportiva, nunca se puso en riesgo la integridad de ninguno de ellos.

3.- La Secretaría de Seguridad Pública lamenta sin embargo lo sucedido y reitera su irrestricto respeto a la labor de los medios de comunicación y a sus representantes, al tiempo que refrenda su compromiso permanente con la libertad de expresión.