Napoleón Gómez Urrutia, senador de Morena / Foto: Especial
La dependencia federal dio 'luz verde' a la agrupación impulsada por el líder minero; tiene vigencia hasta 2025

Con solo tres socios afiliados, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) otorgó este miércoles la toma de nota a la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) que dirige el senador de Morena y líder minero, Napoleón Gómez Urrutia.

La dependencia otorgó la toma de nota a dicha central con fecha de vigencia al 21 de febrero de 2025, es decir, el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM) estará al frente de la Confederación por 6 años.

Los datos de la dependencia federal muestran que la nueva Confederación fue registrada con 3 socios que pueden ser federaciones o sindicatos, sin embargo, el mismo Gómez Urrutia aseguró el 13 de febrero, cuando presentó a la CIT, que la Confederación nacía con 150 sindicatos y 10 federaciones.

El dirigente hizo el anuncio oficial de la toma de nota en Lázaro Cárdenas, Michoacán, durante la primera asamblea nacional de la CIT, lo que calificó como “un paso adelante en la consolidación de los derechos laborales de las y los trabajadores mexicanos. Vendrá a reordenar el sector laboral y contribuirá para llevar a la clase obrera a un campo de mayor justicia y libertad”.

Sobre la reforma laboral que la próxima semana discutirá el Senado, consideró que los cambios quizá no sean suficientes, ya que consideró que faltan aspectos como el de la subcontratación y modificar la política de los recuentos por la titularidad de los contratos colectivos.

No obstante, reconoció que quizá no alcance el tiempo en este periodo ordinario de sesiones para plantear sus propuestas, por lo que promoverá que se aborden en un periodo extraordinario o el ordinario que inicia el próximo 1 de septiembre.

“Hay otros temas en la reforma que no se tocan, entre ellos el de la subcontratación que a muchos lastima y preocupa. Otro aspecto que se va a tener que modificar es la política de los recuentos, que es totalmente en contra de los trabajadores por el manejo, arbitrariedad y corrupción de las juntas locales de Conciliación y Arbitraje, que permiten la intervención de las empresas”, manifestó.