Fotos: Especial
Este lunes se dio a conocer que Hugo Figueroa, empresario ganadero y sobrino del fallecido cantante, fue secuestrado por varios hombres armados; el hecho reaviva los rumores de que la familia se encuentra inmiscuida en el narcotráfico y la trata de blancas
Estamos indignados porque mi papá es el hombre más integro que he conocido, era un hombre de una sola pieza, que ahora lo vengan a difamar de esta forma, aparte un hombre que todo lo que se ganó, porque era un hombre que venía de hasta abajo, se ganó todo con su talento, con su sudor, con sus lágrimas y hasta veces con su sangre...”
Julián Figueroa, hijo de Joan.

Parece ser que la familia Figueroa no ha tenido un buen inicio de año, a tan solo unas semanas de que se diera a conocer que el columnista Héctor de Mauleón fue absuelto de pagar por daño moral a la familia del cantante Joan Sebastian por sus acusaciones, ahora es su sobrino, Hugo Figueroa quien se encuentra en problemas.

De acuerdo con información de medios como Reforma, Quadratín y Red 113, el empresario ganadero de Juliantla, Guerrero, hijo de Raúl Figueroa y sobrino de Joan Sebastian, fue secuestrado el pasado domingo en Tarímbaro, Michoacán, durante un jaripeo. El plagio que sufrió Hugo ocurrió en la Plaza de Toros “La Aurora”, lugar donde irrumpieron varios hombres armados con el objetivo de llevárselo.

Durante dichas acciones, uno de los escoltas de Figueroa, identificado como Alfonso, de aproximadamente 40 años de edad, fue asesinado a balazos. Mientras que Miguel Ángel, de 33 años de edad, resultó lesionado y sigue hospitalizado. Algunos testigos comentaron a la Policía Municipal que fueron al menos siete hombres los involucrados en el plagio del empresario.

Hugo Figueroa, empresario ganadero, fue secuestrado en Michoacán.

La Policía de Tarímbaro acudió al recinto, pero los criminales ya se habían llevado al empresario, además se dijo que escaparon a bordo de tres camionetas. Los agentes y peritos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) arribaron también a la escena y efectuaron las respectivas averiguaciones del caso, después trasladaron al difunto a la morgue para la práctica de la necropsia de ley.

Hasta ahora, las pesquisas continúan para dar con el paradero del primo de José Manuel Figueroa y sus captores. Entre las investigaciones se ha dado a conocer que Hugo Figueroa es dueño del Rancho “La Misión”, empresario ganadero y ha brindado espectáculos de jaripeo en diversas partes de México.

LA CAJA DE PANDORA

Tras el fallecimiento de Joan Sebastian en 2015, el periodista y columnista Héctor de Mauleón publicó una columna muy controversial que cambió el rumbo de la familia Figueroa. En dicho escrito exponía los testimonios de Amanda, quien a los 12 años fue presionada para ser mensajera y después víctima de explotación sexual del grupo criminal identificado como Los Rojos. En la columna, se revela que Joan Sebastian fue acusado de ser uno de los clientes del burdel de esa banda del crimen organizado.

Las víctimas aseguran que en el burdel de Los Rojos el cantante “les decía a las ‘chicas’ (las víctimas que prostituían menores de 9 años) que “ellas eran sus princesas y él las cuidaría como su papá”. De acuerdo con la averiguación previa PGR/SEIDO/UEITMPO/164/2014, “Amanda” testificó que Joan Sebastian les regalaba zapatillas y “compraba los accesorios de todas, todo en oro”.

Lugar. El plagio lo sufrió en la Plaza de Toros ‘La Aurora’ en el poblado de Tarímbaro.

Aquellas acusaciones provocaron que los Figueroa interpusieran una demanda por daño moral a la familia del cantante, quienes lo acusan de violar el honor, reputación, prestigio y vida privada del artista. Hace unas semanas un Juez Civil de la Ciudad de México absolvió a De Mauleón, hecho que a sus hijos José Manuel Figueroa y Julián Figueroa no les agradó en lo absoluto.

“Estamos indignados porque mi papá es el hombre más integro que he conocido, era un hombre de una sola pieza, que ahora lo vengan a difamar de esta forma, aparte un hombre que todo lo que se ganó, porque era un hombre que venía de hasta abajo, se ganó todo con su talento, con su sudor, con sus lágrimas y hasta veces con su sangre...”, aseguró el también hijo de Maribel Guardia.

RECUERDAN EL PASADO

La vida de la familia de Joan Sebastian ha tenido un historial marcado por la violencia.

Los principales casos fueron los asesinatos de sus hijos Juan Sebastián Figueroa en 2010 y Trigo Figueroa en el 2006.

En el caso de Juan Sebastián, el joven había asistido al bar The Gran Hotel Cuernavaca, sin embargo al tener una discusión con un empleado del lugar, recibió dos disparos de una pistola 9 mm.

Por otra parte, Trigo Figueroa tuvo la misma suerte, el joven trabajaba con su padre, y mientras controlaba a una gran horda de fanáticos, algunos enfurecieron ante la negativa de Trigo de permitirles acercarse a su ídolo, lo que terminó en un asesinato con un disparo en la cabeza.

No obstante la polémica no terminó ahí, ambos casos fueron investigados por las autoridades, y arrojaban cada vez nueva información sobre la vida de los hermanos. Algunos hasta los vinculaban con el Cártel del Pacífico Sur, integrado por células de los Beltrán Leyva.

”Yo no soy narcotraficante”, dijo el cantautor Joan Sebastian el mismo día ante las preguntas sobre el autor material del crimen contra su hijo. Agregó: “No he visto las mantas, me gustaría y hago la invitación a las autoridades de Morelos, para detener a los posibles responsables. ¿Por qué se llevan las mantas, por qué dejan que se distorsione este asunto?”.