Ante los Jefes de Estado y de Gobierno, cancilleres y delegaciones de los 10 países integrantes de la Cumbre de Tuxtla, el funcionario mexicano afirmó que esta propuesta tiene una razón de ser: las naciones de Mesoamérica son importantes productoras de café de calidad que se consume en todo el mundo, pero con un bajo precio que no corresponde al trabajo de los productores del aromático, que un su mayoría representan al sector social

El Gobierno de México, a través del titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, propuso a los países integrantes de la Cumbre de Tuxtla crear una instancia que participe e influya en las decisiones globales para fijar el precio internacional del café, cuya calidad y especialidad actualmente no se compensa en los mercados mundiales.

Ante los Jefes de Estado y de Gobierno, cancilleres y delegaciones de los 10 países integrantes de la Cumbre de Tuxtla, el funcionario mexicano afirmó que esta propuesta tiene una razón de ser: las naciones de Mesoamérica son importantes productoras de café de calidad que se consume en todo el mundo, pero con un bajo precio que no corresponde al trabajo de los productores del aromático, que un su mayoría representan al sector social.

Durante la Sesión Plenaria de la XVII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno  del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, Víctor Villalobos señaló que, ante la problemática productiva de café de la región, es necesario explorar en conjunto mecanismos de defensa del grano con precios más justos y competitivos.

Indicó que México elaborará una iniciativa que será presentada en la próxima reunión del Consejo Agropecuario de Centroamérica (CAC), a realizarse el 5 y 6 de septiembre en el país; ésta integrará los elementos e indicadores para justificar que la calidad del grano de la región no es compensado con un precio justo, lo cual repercutiría en el desarrollo económico y social de las naciones de Mesoamérica.

En representación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario Víctor Villalobos subrayó que “en un contexto internacional complejo, asumimos el deber de fortalecernos como región, para promover el desarrollo sostenible, crear oportunidades para la población, más de 233 millones de personas, y fomentar una verdadera integración que nos conecte y con la que compartimos geografía, historia y cultura, así como retos y oportunidades”.

Aseguró que México apela a la cooperación internacional desde una visión de responsabilidad compartida para atender el fenómeno migratorio desde sus causas y efectos, a través de un Plan de Desarrollo Integral.

Agregó que este plan permitirá generar desarrollo sostenible y oportunidades para la región, en un trabajo unido que logre hacer que la migración sea una opción, no una necesidad. Previamente, la delegación de México participó en la ceremonia inaugural de la XVII Cumbre de Tuxtla, donde Villalobos Arámbula reafirmó el compromiso con todos los países mesoamericanos y sus sociedades para seguir cooperando de manera fructífera y en favor de los objetivos del Mecanismo de Tuxtla.

Enumeró algunos de los logros del Proyecto Mesoamérica, como el de infraestructura carretera, con el apoyo financiero del Fondo de Yucatán, y la instalación de la Red Mesoamericana de Gestión Integral de Riesgos. En el rubro de seguridad alimentaria, especificó, se cuenta con la ejecución de la iniciativa Mesoamérica Sin Hambre  y el Centro Virtual de Monitoreo Forestal.