Apuesta cédula a que agua de Parras no es suficiente. Fotos: Especial
Aseguran investigadores de la UNAM que estudio realizado por Agsal será revocado

VANGUARDIA publicó ayer las declaraciones de Óscar Pimentel, director del Instituto Municipal de Planeación, asegurando que los estudios validados por la Federación revelan que sí existe suficiente agua en el Acuífero Saltillo Sur que alimenta a Parras y General Cepeda, para apoyar el desarrollo y potencialización de Ciudad Derramadero.

Dicha declaración contrarresta las manifestaciones de cientos de ciudadanos de los municipios de Parras y General Cepeda que se oponen a estas maniobras. Inclusive, asesores de la Universidad Nacional Autónoma de México apuestan su cédula a que el estudio utilizado por Aguas de Saltillo será revocado.

Anunció que actualmente Óscar Pimentel y los entusiastas de Ciudad Derramadero no han parado de operar el plan para llevarse el agua a pesar de estar un procedimiento legal, el cual solicita la refutación del estudio apenas dado por aguas de Saltillo para ser analizado.

Dicho estudio está en las manos del asesor de la UNAM, Joel Reyes, quien ha mencionado a los campesinos que tiene los suficientes elementos técnicos para impedir las explotación del acuífero, Tanto así, que apostaría su cédula a que no sucederá.

Felipe Rodríguez es el activista que se encuentra frente a esta lucha de los campesinos.

“Lo que nosotros hemos visto es que ellos no han parado ni van  parar. El objetivo es seguir explotando los acuíferos Saltillo Sur. Nosotros llevamos dos reuniones a nivel nacional con la doctora Blanca Jiménez, gerente general de Aguas Subterráneas.

“El acuerdo principal era que se les iba entregar el estudio original completo para refutar las fallas del estudio. Apenas nos acaba de entregar el estudio que tuvieron en sus manos tres meses y no sabemos lo que le cambiaron.

“En este momento me acaban de mandar el estudio para enviárselo a nuestro asesor Joel Carrillo, de la UNAM, quien pretende refutarlo. Nosotros tenemos la esperanza de que lo vamos a echar abajo.

“Él ya nos dio un avance con el estudio preliminar que nosotros le habíamos entregado. El avance contenía todas las inconsistencias. Él dice que apuesta su cédula profesional de que el estudio no pasa”, dicen los campesinos.

“Es un análisis de 64 gb. Dice que tenemos como 2 meses para entregar una refutación técnica, aunque las autoridades no pusieron un límite”, agregan.

Según el Centro de Investigaciones de Aguas Nacionales, A.C., el acuífero Saltillo Sur no surte de agua a Parras, ya que no está interconectado porque tiene una barrera natural subterránea.

Entérese

Joel Reyes, asesor de la UNAM, que apoya a los campesinos de Parras, afirma que cuenta con los elementos suficientes para impedir la explotación —por parte de Saltillo—, del acuífero Saltillo Sur.