Sesión en el Senado de la República / Foto: Cuartoscuro
Los partidos de oposición advirtieron que si Morena se esmera votar a algunos de los propuestos acudirán a la Suprema Corte para invalidar las designaciones

El Pleno del Senado aprobó con 67 votos a favor y 45 en contra, el requisito la elegibilidad de los 12 aspirantes de las nuevas ternas enviadas por el Ejecutivo Federal para ocupar el cargo en la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Durante la sesión, el presidente de dicha comisión, Armando Guadiana, defendió las nuevas ternas, aunque se repitieron 11 de los 12 nombres de los aspirantes, y aclaró que en la ley no dice que deben ser personas diferentes en una segunda terna.

“Cualquiera de ellos puede ser comisionado, lo que necesitamos es gente honorable con ética profesional... cualquiera de los candidatos cumple con la capacidad profesional y la ética”, destacó.

Durante la discusión, el senador del PAN, Damián Zepeda pidió hacer “un alto en el camino” y propuso presentar una Controversia Constitucional para que sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quien decida si es legal que el presidente envíe los mismos nombres de la primera terna, pero fue desechada por la mayoría.

"El llamado es que en este momento hagamos un alto en el camino, presentemos el esquema de control para la controversia y el único que la puede presentar es el presidente del Senado.

"Le estamos haciendo un llamado a que se suspenda el debate y se promueva ante la Corte… que sea la Corte quien diga quien tiene la razón, el capricho del presidente o el apego a la ley, por eso proponemos una moción suspensiva”, destacó.

Sin embargo, tras la votación, se rechazó con 59 votos contra 45 de los senadores que respaldaron la propuesta del panista.

A nombre del PRD, Juan Manuel Fossil pidió entender que el Senado no es una oficialía de partes donde las “mayorías mecánicas” aprueben todo lo que se envíe.

Cuestionó la actitud de los candidatos del Ejecutivo que comparecieron el lunes pasado, a los que calificó como “soberbios”, “hoy que no tienen poder, mañana su conducta va a ser de soberbia e intransigencia, ¿no sé si es la conducta que necesita el país?”

Y añadió: “Por ser los mismos, por tener la voluntad manifiesta, el PRD votará en contra de las propuestas que presenta el presidente”.

El senador del Partido Verde, Raúl Bolaños cuestionó la actuación de algunos candidatos por haberle faltado al respeto no sólo a los senadores sino a todo el recinto.

“El Partido Verde votará a favor del dictamen en contra de cualquier comisionado que haya faltado el respeto a esta soberanía y que México está subordinado al Ejecutivo”, expresó.

A nombre de Movimiento Ciudadano, Samuel García, advirtió que si la mayoría de Morena los aprueba se presentarán amparos y controversias constitucionales, y afirmó que el Ejecutivo los ve como subordinados.

“Lo que más nos duele es la actitud del presidente de querer chicanear y cambiarnos el orden y volvernos a mandar un candidato por otro…. Nos despreciaron con esas ternas. Se burlaron. Estamos a favor de que si se llegan a atrever a aprobar, vamos a ir a amparos y controversias constitucionales”, destacó.

En tanto, el senador del PRI, Mario Zamora se refirió a Edmundo Sánchez quien dijo que no respondería ninguna pregunta, “porque no vine aquí a perder mi tiempo” y a su salida señaló que no sabía quién era más burro, si los que comparecieron o los legisladores.

“Yo les pido con toda humildad no convertirnos en levantadedos, todos tienen un gran respeto, y estoy seguro que esos 30 millones de personas estaban hasta la madre de levantadedos, hagamos Patria, lo pudimos hacer para la Guardia Nacional”, destacó.

Pidió que se dote de capacidad, conocimiento y convicción a los servidor públicos de la CRE.

“Como decía mi abuelita, para hablar cualquier cabrón, pero para rifársela, hay que ser muy hombrecito o muy mujercita”, subrayó.

En tanto, el panista Julem Rentería consideró que esa discusión sólo es “intransigencia de unos y obediencia de otros”. Y advirtió que el presidente los quiere “trampear” y hacer “un traje a la medida”.

“El Ejecutivo le está faltando el respeto, lo peor es que se lo está faltando, porque aquí se lo estamos permitiendo. La intención del presidente siempre ha sido nombrar a los que quiso desde el principio, yo no veo como con dignidad se pueda aprobar lo que se propone… nos quiere trampear, quiere un traje a la medida, y no se entiende porque quieren acabar con la CRE”, subrayó.

Durante la discusión en lo general del dictamen, el senador del PRI, Mario Zamora, preguntó al morenista Rubén Rocha si estuvo presente en las 8 horas de la comparecencia, a lo que respondió: “no aguanto tanto” y admitió que lo vio por televisión.

Se remitió a la Junta de Coordinación Política.