Foto: Sandra Gómez
Inspectores piden dinero a los choferes de rutas suburbanas para dejarles hacer servicio urbano y muestra del “modus operandi” de estos casos.

Torreón, Coahuila.- La dirección de Transporte Municipal ni la de Movilidad Urbana, han podido frenar o regular a los taxistas “cinqueros”, que en forma irregular prestan servicio de ruta en la ciudad, denunciaron concesionarios del servicio público de pasajeros.

José Ángel Cuéllar Hernández, dirigente de la Unión de Transportistas de Torreón, declaró que tampoco se ha actuado en contra de una mafia de inspectores del Transporte Municipal que exige cuotas a los choferes de las diferentes rutas urbanas, con el consentimiento de su director.

Señaló que Fernando García Tapia, director de Movilidad Urbana no ha hecho bien su trabajo, ya que se la pasa viajando a otras ciudades del país para conocer la operación de sistemas de Metrobús y deja a los “cinqueros” operar libremente “es mucho su protagonismo”.

Director de Transporte en la ciudad, Marco Mora Varela / Foto: Sandra Gómez

Por su parte, el director de Transporte en la ciudad, Marco Mora Varela, se limitó a decir que los operativos en contra de los taxistas que ofrecen servicio en rutas preestablecidas, son detenidos por los inspectores a su cargo.

Los operativos siguen, son permanentes, pero han disminuido los taxistas que incurren en estas prácticas, “sí hay taxistas que en determinadas horas lo hagan y son difíciles de detectar”, señaló.

En redes sociales la Unión de Transportistas denuncia que la modernización del transporte no es posible ante algunas irregularidades en la dirección municipal correspondiente, ya que permiten mediante cuotas, que los taxistas “cinqueros”, laboren en los recorridos de los autobuses urbanos.

Destacan que les piden dinero a los choferes de rutas suburbanas para dejarles hacer servicio urbano y muestra del “modus operandi” de estos casos.

Transportistas Unidos por La Laguna concluye que debido a esta red, que recabaría más de 200 mil pesos semanales, el servicio en Torreón no progresa, estando en el “México del que ‘no pasa nada’”.