Foto: Vanguardia/Archivo
Cinco de los soldados tendrán que purgar una condena de 22 años por el delito de homicidio calificado en contra del joven regiomontano, quien el día de los sucesos se dirigía a su trabajo

Monterrey, Nuevo León.- Un juez penal dictó sentencia, el pasado 11 de marzo en contra de los militares que participaron en el crimen de Jorge Otilio Cantú Cantú.

Cinco de los soldados tendrán que purgar una condena de 22 años por el delito de homicidio calificado en contra del joven regiomontano, quien el día de los sucesos se dirigía a su trabajo.

El resto de los implicados están acusados de “sembrar” una arma en el vehículo de Cantú Cantú, quien entonces tenía 29 años de edad y estaba recién casado.

Los sucesos se registraron la madrugada del 18 de abril del 2011 sobre la lateral de Lázaro Cárdenas, a la altura de Valle la Brisas, en Monterrey.

Los militares rodearon la camioneta en que viajaba el joven y tras confundirlo con un miembro del crimen organizado abrieron fuego en su contra.

La unidad en que se desplazaba Jorge Otilio presentaba 25 impactos de arma de fuego, cuatro de los 25 disparos los recibió el cuerpo del joven que quedó sin vida en el lugar de los hechos.

Se informó que por el momento, los militares permanecen en una prisión militar de la Ciudad de México en espera de ser enviados a un centro de Reclusión.

La familia de Cantú Cantú luchó por años porque se limpiara la imagen de su ser querido. En su momento la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 73/ 2011 para que se reconociera la calidad moral del fallecido.

El Gobierno de Nuevo León, a través del entonces Procurador, Adrián de la Garza Santos acató la recomendación y aclararon la calidad moral del joven.