Mac Jones, QB de Alabama, es uno de los mejores prospectos para el Draft 2021 de la NFL y el quinto mejor disponible en su posición. | Foto: AP
Un estudio arrojó que menos del 50 por ciento de los quarterbacks de primera ronda del Draft de la NFL desde el 2000 recibieron un segundo contrato con los equipos que los eligieron

MÉXICO.- El NFL Draft 2021 arranca en ocho días, y hay cinco emocionantes prospectos de quarterback que parecen encaminados a ser reclutados en la parte alta de la primera ronda. La historia nos dice, sin embargo, que solamente dos de esos cinco tendrán éxito en la NFL.

La historia nos dice que es improbable estadísticamente que un recluta de primera obtenga un segundo contrato con el equipo que lo selecciona. Y, si tu equipo está eligiendo a un quarterback, la historia nos señala que solamente existe un 42.2 por ciento de probabilidad de que consiga un segundo contrato.

Gracias al gran investigador Paul Hembekides, contamos con datos de cada recluta de primera ronda desde el 2000 al 2016 —los 540 de ellos— y si obtuvieron o no un segundo contrato con el equipo que los eligió. En general, 232 de los 540 fueron recontratados por el equipo que los seleccionó al término de sus contratos de novato. Así es, un 43 por ciento. Esos son reclutas de primera ronda, solamente. No todo el draft. Se trata de la ronda más importante, la ronda que recibe toda la gloria. E, incluso en esta ronda, los datos señalan que los equipos tienen una probabilidad menor al 50 por ciento de acertar.

“Existen tantas cosas que no se pueden controlar”, dijo un ejecutivo de la directiva para un club de la NFC que prefirió no ser identificado porque, básicamente, nadie quiere ser sorprendido hablando del draft en esta época del año. “Estás presentando a estos veinteañeros con dinero que jamás han visto, y eso es automáticamente una distracción respecto a lo que les hizo llegar hasta aquí. Hay lesiones, por supuesto. Hay cambios en el sistema. Digo, algunos quarterbacks nunca reciben una oportunidad justa. Cambias de sistemas, cambias coaches, a veces dos o tres veces durante ese contrato de novato, y tienes que considerarlo más como una falla organizacional que una falla del prospecto en sí”.

Un punto justo, al tiempo que miramos el caso de los Jets. Hace 3 años, cerraron un canje para ascender del puesto N° 6 al N° 3 en el draft para tomar a Sam Darnold. Despidieron al head coach Todd Bowles y al gerente general Mike MacCagnan después del primer año de Darnold, y despidieron al head coach Adam Gase después de su tercero. Estarán eligiendo con el segundo turno global en este año, y acaban de traspasar a Darnold a los Panthers porque han decidido seleccionar a su reemplazo en el Draft 2021.

Darnold ni siquiera forma parte de nuestro estudio, porque fue elegido en el 2018. Esos números solamente llegan hasta el 2016, porque es demasiado pronto para asegurar que cuáles de los reclutas del 2017 o más tarde conseguirán sus segundos contratos. Esta es la temporada en la que se decidirán las opciones para las quintas temporadas. Quince de los 32 reclutas de primera ronda en el 2017 ya ni están con sus equipos originales, y Darnold es el segundo de los cinco quarterbacks que se fueron en primera ronda durante el 2018 que ya ha sido traspasado y reemplazado. Esos drafts no están tendiendo hacia un lugar mucho mejor que los 17 que observamos para esta nota.

Al estudiar a aquellos reclutados desde el 2000 al ‘16, sí encontramos diferencias en posiciones. Linieros ofensivos parecen ser los reclutas de draft con mayor probabilidad de tener éxito. De los 55 tackles ofensivos seleccionados en primera ronda del 2000 al ‘16, 33 obtuvieron segundos contratos con los equipos que los eligieron. Eso es un 60 por ciento. Doce de los 26 guardias de primera ronda (46.2 por ciento) y los nueve centros de primera ronda (100 por ciento) lo consiguieron. Linebacker es una selección relativamente segura, también, con el 54.8 por ciento (23 de 42) de aquellos elegidos en la primera ronda siendo renovados para un segundo contrato. Pero, vaya, las cosas se ponen feas después de eso.

¿Estás emocionado por todos esos receptores abiertos disponibles para tu equipo en la primera ronda de este año? No tan rápido, mi amigo. Los receptores abiertos fueron el grupo peor calificado en este estudio. De los 70 receptores abiertos seleccionados en primera ronda del 2000 al ‘16, únicamente 19 consiguieron segundos contratos con los equipos que los eligieron. Eso incluye a Odell Beckham Jr. y Tavon Austin, quienes no se hicieron precisamente leyendas con los Giants o los Rams. Por cada Calvin Johnson, hay un Kevin White. Por cada Julio Jones, un A.J. Jenkins. Esto no significa que tu equipo no deba elegir a un receptor abierto temprano —los receptores estelares son extremadamente valiosos, después de todo—, simplemente que cualquier selección individual es relativamente improbable.

El siguiente peor grupo posicional en este estudio son los tackles defensivos (35.3 por ciento) y luego los esquineros (35.5 por ciento). Algo de esto puede atribuirse a un mal acomodo esquemático.