Serena Williams no tuvo problemas para meterse a la final del US Open al ganar su partido en una hora y seis minutos; Osaka realizó lo propio y superó a la local Madison Keys
AP

NUEVA YORK.- La estadounidense Serena Williams se clasificó hoy por novena vez a la final del Abierto de Estados Unidos al vencer a la letona Anastasija Sevastova y quedó a un victoria de igualar a la australiana Margaret Court en cantidad de títulos de Grand Slam.

Williams, seis veces campeona en el Corona Park y ganadora de 23 grandes, se impuso por 6-3 y 6-0 a la letona en una hora y seis minutos para asegurarse su plaza en la definición del sábado ante la japonesa Naomi Osaka, que más tarde se impuso a la local Madison Keys por 6-2 y 6-4 en una hora y 28 minutos.

En caso de lograr el título el sábado, Williams igualará la marca de 24 trofeos de Grand Slam que cosechó la legendaria Court entre 1960 y 1973. La jugadora de 36 años ya tuvo la oportunidad de emparejar a Court en Wimbledon, pero en aquella ocasión cayó en la definición ante la alemana Angelique Kerber.

"Honestamente, es increíble", aseguró Serena al pie de la pista y al borde de las lágrimas tras la victoria. "Luché mucho después del nacimiento de mi hija para tener la oportunidad de volver a jugar en este estadio y ganar una semifinal aquí es algo que no puedo creer", remarcó Williams, que el año pasado estuvo ausente en Flushing Meadows por el nacimiento de su hija Olympia.

La ex número uno del mundo comenzó con un quiebre sobre su servicio y estuvo cerca de quedar 3-0 abajo en el inicio del partido, pero logró sostener ese turno de saque y a partir de ahí arrolló a su rival, ganando 12 de los 13 siguientes juegos.

AP

"No sé lo que cambió. Sólo intenté jugar mejor y sentí el apoyo intenso de los fanáticos después de perder esos dos juegos, para tratar de jugar lo mejor posible", explicó la ex décimo séptima favorita.

Lo que sucedió, en realidad, es que Williams tuvo comienzo tímido, que Sevastova aprovechó para imponer su juego variado y estético que le sirvió para esa ventaja inicial.

Pero en cuanto la seis veces campeona del US Open empezó a imponer la potencia de sus golpes, el partido cambió abruptamente de manos. Tras el 2-0, Sevastova cedió cinco juegos seguidos que la dejaron casi sin opciones en el set.

Y después de que pudo cortar la hemorragia, Williams la apabulló con otros siete games consecutivos para cerrar el partido y asegurarse su pasaje a la final.

Con este resultado, la ex número uno ya se garantizó quedar en el puesto 16 en el ranking del próximo lunes, y llegaría al undécimo lugar si gana el certamen.

Para ello, deberá derrotar a Osaka, que en el segundo turno se convirtió en la primera japonesa en llegar a una final de Grand Slam gracias a su victoria ante Keys, finalista la edición pasada.

AP

"Mamá, lo hice. Te amo y gracias", dijo la japonesa tras el partido, que también expresó su tremenda admiración con su próxima rival: "Serena, te amo". Y continuó con sus muestras de amor. "Los amo a todos", cerró con una carcajada en la pista que despertó los aplausos de la multitud.

La vigésima favorita edificó su victoria sobre los porcentajes a la hora de aprovechar ocasiones de quiebre propias y de defender las oportunidades concedidas.

Pese a tener cuatro posibilidades en todo el partido, la japonesa de 20 años las rentabilizó al máximo con tres roturas. Por el contrario, Keys generó 12 oportunidades, entre ellas seis en el segundo game del segundo set, y no cristalizó ninguna. La estadounidense pagó caro sus errores no forzados, que llegaron a 32, contra sólo 20 de su rival.

El único enfrentamiento entre Serena Williams y Osaka se produjo en Miami este año con una categórica victoria de la japonesa por 6-3 y 6-2, aunque recién era el segundo torneo que la ex número uno jugaba tras la maternidad.