El jugador pide que no lo juzguen sin saber cómo es en realidad
Sinceridad. Sergio Armando Mitre pide que no lo juzguen sin saber cómo es en realidad. | Foto: HÉCTOR GARCÍ
Fui destrozado en medios por todos lados, muchas cosas se dijeron, como comenté, fueron volteadas y me hicieron ver como una persona violenta”
Sergio Mitre, beisbolista

Tras haberse visto involucrado en una situación de violencia familiar, la cual le llevó incluso al penal varonil por prisión preventiva, el beisbolista Sergio Armando Mitre habló para VANGUARDIA y aseguró estar arrepentido por haber perjudicado a su pareja, con quien tenía planes a futuro, pero también por haber puesto en juego 20 años de carrera profesional.

Fue durante los primeros días del mes de septiembre cuando sucedieron aquellos hechos, en un hotel ubicado al norte de Saltillo el pitcher del Club Saraperos fue detenido por un reporte de violencia hacia su pareja; el caso corrió como reguero de pólvora.

A decir del oriundo de Los Ángeles, California, fue una situación que se le salió de control.

“No soy violento de ninguna manera, pienso que todos tenemos un carácter hasta cierto punto, pero la palabra violencia puede significar muchas cosas”, dijo el beisbolista.

”Fueron cosas personales, una situación que no debería de haber salido de control, pasaron cosas que no debían de haber pasado, cosas que como dije, salieron de mi alcance y desafortunadamente surgieron otras cosas que tuve que aguantar”, recuerda.

En exclusiva para VANGUARDIA, dijo estar arrepentido por haber lastimado a su expareja, con quien tenía planes a futuro, de vivir juntos y formalizar la relación.

“Me sigue preocupando por el bienestar de ella, de cómo esté mentalmente, físicamente, al igual que yo, porque no es nada fácil para ninguno de los dos el momento, la noche que tuvimos, todavía el mes que ha transcurrido y pues una audiencia tras otra, salen muchas cosas que no son justas”, afirma.

Declaró que su imágen fue perjudicada en medios de información, pues se mencionaron cosas que nunca pasaron, lo cual le atrajo problemas, como fue su suspensión del Club Saraperos.

Al tener días en prisión preventiva, en el Centro de Readaptación Social de Saltillo, reconoció sentirse completamente afectado.

“Viví en prisión preventiva, no perdieron tiempo en mandarme al reclusorio, estuve ahí cuatro días, la verdad es algo que nunca he vivido o pasado, experimentado, todo esto fue nuevo para mí, es desagradable, vergonzoso, humillante, para mí y mi ex pareja también”, agrega.

Al ser vinculado a proceso y posteriormente suspendido condicionalmente el proceso legal en su contra, pidió una disculpa a Jazmín “N”, su expareja, a quien mencionó de nueva cuenta.

“Desafortunadamente si se salió de control, lo siento por ella, porque los dos salimos lastimados;  no quise vivir esa noche”, dice.

Respecto a la difusión de un video que se filtró de la investigación, explicó que él intentó detener a Jazmín para que no fuera vista por las personas que había en el hotel, pues ambos se encontraban completamente desnudos.

“Ese video creo que lo trataron de usar como evidencia en contra mía, tratando de demostrar que la había golpeado; sí hubo forcejeo claro, el forcejeo fue porque no encontraba la manera de no lastimarla, a la vez regresar los dos al cuarto porque no traíamos nada encima y no era una casa, era un hotel público, entonces cuando pasó eso, las puertas se empiezan a abrir, la gente empieza a salir y es donde empieza la vergüenza y la humillación no nada más para mí, sino para ella”, reiteró al recalcar que iniciarán un procedimiento legal en contra de quien difundió el video.

Al momento Mitre ha acudido a cuatro terapias psicológicas que reconoció necesitar pues todas las consecuencias “se grabaron en su mente”, de la misma forma estará por 13 meses .

Señaló a medios de comunicación por la imagen de agresor de mujeres que le crearon, pero seguirá trabajando en limpiar su imagen, pues aseguró es una persona común, con hábitos comunes, que no perjudican a los demás.

“Fui destrozado en medios por todos lados, muchas cosas se dijeron, como comenté, fueron volteadas y me hicieron ver como una persona violenta, que aparentemente lo único que me paso haciendo es golpear mujeres”.

Al destacar que tiene el anhelo por regresar al Club Saraperos, dijo estar agradecido con la organización así como con la población de Saltillo que le apoyó desde que arribó en mayo de este año. La Liga Mexicana del Pacífico es otra de sus posibilidades para poder seguir ejerciendo su pasión, pues aclaró esta situación no cerrará las puertas de su carrera.

“Doy gracias a la ciudad por el apoyo que me han dado, igual a Saraperos, pido una disculpa grande a toda la gente que, pues vivió todo esto”, finaliza.

Jazmín no está conforme

Jazmín, la expareja de Sergio Mitre, se encuentra decepcionada del criterio que se utilizó en el caso del beisbolista, es decir, de la suspensión condicional del proceso, donde cualquiera podría cometer delitos y simplemente pagando la reparación del daño a plazos, quedaría libre del problema.

Jazmín por el momento regresó a Tijuana, sin embargo, estará protegida por las medidas cautelares que emitió el tribunal como protección.