Disputas. El fiscal Jorge Winckler Ortiz dio ayer otro informe sobre los sucesos de Minatitlán. Foto: Archivo
Los Zetas y CJNG de Jalisco disputan plazas para venta de droga, afirma el Fiscal

La principal línea de investigación del ataque armado que dejó 13 muertos en el sur de Veracruz se centra en una “venganza” entre dos grupos criminales, confirmó el fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz.

En conferencia de prensa, explicó que las primeras indagatorias señalan que el ataque podría haber estado dirigido contra Julio César González Reyna “La Becky”, dueño de los bares “La esquina del Chacal” y “La Crudería”.

Indicó que como resultado de las 19 entrevistas que se han realizado a testigos del ataque, se determinó que fueron seis personas armadas las que llegaron hasta el lugar donde se realizaba el festejo de cumpleaños de una mujer, el viernes pasado.

Los hombres se dirigieron a la mesa de “La Becky”, a quien segundos antes de dispararle le dijeron: “Con esto no se juega”.

Sobre los presuntos agresores identificados por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a cargo de Hugo Gutiérrez Maldonado, el Fiscal señaló que no han sido informados sobre estos dos perfiles.

En este momento ya no habría una flagrancia del delito para establecer una detención de estas personas, se necesita un mandamiento de captura, salvo que fueran detenidos en la comisión de un hecho ilícito distinto. Estamos esperando la información y estoy seguro de que habrá colaboración”.

Winckler Ortiz informó que ya se giró oficio para que sean presentados ante la autoridad judicial los datos de prueba con los que cuenta la SSP para tales señalamientos.

“Se le ha pedido que nos haga llegar esta información con datos de prueba”, dijo.

EL DATO

.223 es uno de los calibres del armamento usado en el atentado de Minatitlán.