Foto: Javier Rdz.
Los intérpretes son considerados leyendas españolas de la música

MONTERREY.- Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat tienen cada uno una sólida trayectoria, pero al sumar talentos hacen una gran mancuerna que se colocó nuevamente en el gusto de la gente con la presentación ayer en la Arena Monterrey en la tercera edición de una gira conjunta, en la que evidencia que ellos como los buenos, están mejor entre más pasa el tiempo.

El concierto arrancó con un video que muestra a los cantantes a través de dos cuervos, uno con sombrero negro y otro con cabello blanco, en este clip ambos se posicionan sobre la situación contemporánea de los migrantes, entre otros temas y esta es la antesala para que juntos canten: “Esta noche contigo”.

Considerados leyendas de la música española, Serrat y Sabina emocionaron a los asistentes con cada una de sus canciones -que son himnos-, entre estas “No hago otra cosa que pensar en ti”, “Aves de paso” y “Las malas compañías”.

 

Foto: Elena Vega

A su paso por el escenario bromean, y con sus comentarios se ganan a sus seguidores. “Él es un gran amigo, tal vez algo egoísta, pero si se aplicara sería un gran amigo. Es tan liviano porque el 90 por ciento de su masa corporal son mentiras”, dijo Serrat.

A lo Sabina, espetó, “le gusta exagerar mi pequeño ramillete de virtudes. No voy a contestar porque me dieron una buenísima educación y me dijeron que hay que darle la razón a las personas mayores. Diré algo de su patético discurso, no es catalán, es un gachupín”.

Ambos son unos enamorados de nuestro país, por eso la gente cantó junto a la dupla temas míticos como “Y nos dieron las diez” y “El boulevard de los sueños rotos”, mientras en la pantalla se mostraban imágenes de Chavela Vargas y de José Alfredo Jiménez.

El público pudo disfrutar de una velada llena de nostalgia y melancolía, en la que los cantantes interpretaron las canciones que los han colocado por años en el gusto de la gente.

Foto: Elena Vega
Foto: Elena Vega