Usando por primera vez cubrebocas en público el Presidente López Obrador inició ayer su primera gira fuera del país. | Foto: Cuartoscuro
En Atlanta un agente de aduanas subió al avión para dar prioridad a su descenso

WASHINGTON, EU.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostendrá hoy su primer encuentro presencial con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, en medio de la contienda electoral en la que el republicano busca la reelección presidencial.

El encuentro se da también en el contexto de la negativa del primer ministro de Canadá, Justin Trudeu, a asistir al encuentro, así como de  opiniones de legisladores demócratas y grupos migrantes en contra de la visita a la Unión Americana.

Aunque López Obrador en sus discursos y conferencias destaca a los migrantes mexicanos, a quienes llama “los héroes vivientes”, porque durante la pandemia de COVID-19 no dejaron de enviar remesas a México, no se reunirá con ellos.

Ayer la Casa Blanca estaba cercada con vallas metálicas, elementos del Servicio Secreto, policías y también por grupos de manifestantes contra el racismo en esta ciudad.

El ambiente lo pusieron los connacionales de diversas entidades, quienes fueron a la sede de la Embajada de México en Washington para expresar su apoyo y con la esperanza de saludar el Presidente de Mexico, pero éste nunca llegó.

A la avenida Pensilvania, en una ciudad semidesierta, los paisanos llegaron con máscaras, banderas tricolores, cartulinas y con el tradicional grito de: “Es un honor estar con Obrador”.

“Yo le quiero mandar un saludo a López Obrador y que por favor haga mención de Vanessa Guillen, soldado de familia  mexicana,  por favor que no se olvide de los paisanos”, dice Mariana, de Arlington, Virginia.

A su llegada a Washington, tras siete horas de vuelo con una escala en Atlanta, desde donde la seguridad del Mandatario mexicano estuvo a cargo del Servicio Secreto Americano, el Presidente de México fue recibido por los embajadores de México en Washington, Martha Bárcena, y de Estados Unidos en México, Christopher Landau. 

En Atlanta, un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP’s) subió al avión en el que viajaba el Titular del Ejecutivo  para priorizar su descenso. El capitán pidió a los pasajeros que se sentaran en sus lugares mientras López Obrador y su comitiva bajaban de la aeronave. 

A diferencia de sus antecesores que viajaban con grandes comitivas, el Mandatario mexicano sólo va acompañado del canciller Marcelo Ebrard; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; la secretaria de Economía, Graciela Márquez; el jefe de la Ayudantía, Daniel Asaf. 

El dato

El Presidente López Obrador no durmió en la Casa Blair, como acostumbran los jefes de Estado invitados por la Casa Blanca, sino que decidió pernoctar en territorio mexicano, en la residencia oficial de México,  también resguardada por el Servicio Secreto.