La Consar encontró que al final de su vida laboral, los trabajadores mexicanos no habrán ahorrado los suficiente para tener un retiro digno. / Archivo
Hacienda señaló que entre las proyecciones de la Consar “el ahorro es insuficiente para alcanzar la pensión que desean los mexicanos”

Ciudad de México. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propuso iniciar una discusión abierta en todo el país, para reformar el sistema de pensiones de cuentas individuales, a fin de incrementar el monto que recibirá la generación de trabajadores que se pensionará con los ahorros alcanzados y depositados en la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore) con la que esté inscrito.

Después de 19 años de operación del actual sistema de pensiones, que en su inicio garantizó un retiro digno para los trabajadores, la Comisión Nacional Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) encontró que al final de su vida laboral, los trabajadores mexicanos no habrán ahorrado los suficiente para tener un retiro digno.

Hacienda señaló que entre las proyecciones de la Consar “el ahorro es insuficiente para alcanzar la pensión que desean los mexicanos”, y señaló que la pensión jubilatoria debería ser de aproximadamente 70 por ciento del último salario percibido.

La Secretaría refirió que las reformas internacionales realizadas incluyen incrementar las tasas de contribución y los años de cotización, “incentivar” el ahorro voluntario y elevar la edad legal de retiro, pero no hizo referencia al constante cobro de comisiones por parte de las administradoras, su reducción o suspensión cuando hay pérdidas para los trabajadores.

Las administradoras tienen a su cargo 54 millones de cuentas para el retiro, en las que se han acumulado alrededor de 2.8 billones de pesos, lo que equivale a aproximadamente 15 por ciento del PIB; que por medio de operaciones financieras han generado rendimientos netos “en favor de los trabajadores” por más de 1.2 billones de pesos.

Hacienda señaló que las Afores se han convertido en los “principales inversionistas institucionales del país”, porque con los ahorros de los trabajadores participan en casi todas las emisiones que hay en el mercado financiero mexicano como deuda gubernamental, deuda corporativa, acciones, certificados de capital de desarrollo, fibras, ofertas públicas iniciales y bursatilizados.

Hacienda argumentó que el gasto para pensiones del Presupuesto de Egresos 2016 ascendió a 2 por ciento del Producto Interno Bruto, con 611 mil 261 millones de pesos, o 17 por ciento del gasto programable del gobierno, y advirtió “esta cifra crecerá rápidamente en los próximos años.

Con la descripción de este panorama, Hacienda dijo que “es fundamental discutir abiertamente como país, la necesidad de llevar a cabo reformas al sistema de pensiones de cuentas individuales, que permitan elevar la tasa de remplazo esperada de la generación de trabajadores que se pensionará con los recursos de su Afore”.

Sin promover una reforma propiamente dicha, en los últimos años el gobierno federal ha impulsado el ahorro voluntario, y amplió las posibilidades de inversión para las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos de Ahorro para el Retiro (Siefores), con lo que los 15 mil millones de pesos de ahorro voluntario acumulado entre 1997 y 2012 pasaron a 40 mil millones de pesos al cierre del primer semestre de 2016, aseguró Hacienda.