El subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio, indicó que esto se debe a los rebrotes de COVID-19, los nuevos confinamientos y la revisión a la baja en la meta fiscal de superávit primario. Foto: Tomada de Internet
El subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio, indicó que esto se debe a los rebrotes de COVID-19, los nuevos confinamientos y la revisión a la baja en la meta fiscal de superávit primario

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ve con cautela el cierre de 2020 ante los rebrotes de COVID-19 en otros países, los nuevos confinamientos y la revisión a la baja en la meta fiscal de superávit primario; sin embargo, mantendrá su pronóstico de una contracción del PIB de 8 por ciento, tras la evolución económica del tercer trimestre del año.

En conferencia de prensa virtual para presentar el Informe Trimestral de Finanzas Públicas, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio, aseguró que el repunte de 12 por ciento de la economía en el tercer trimestre del año está en línea con la proyección de una contracción económica de 8 por ciento en 2020 prevista en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE).

Por lo anterior, rechazaron hacer ajustes a la previsión del PIB, si bien Hacienda admite que habrá menores ingresos petroleros y tributarios de los programados y que hay un subejercicio en el gasto público.

“Pensamos que habrá algunas revisiones respecto de los modelos de especialistas. Obviamente hay que ser muy cautelosos para ver cómo va a venir el crecimiento para el cuarto trimestre, pero con información que ya se ha hecho pública, nuestra estimación estará en misma línea (para una contracción de 8 por ciento en 2020)”, sostuvo Yorio.

Cuestionado sobre cómo está diseñando Hacienda con la Secretaría de Salud el cierre de la economía en México ante un posible rebrote, el subsecretario no fue explícito en cuanto a la estrategia que seguirá nuestro país, pero dejó ver que, ante una nueva oleada de contagios “no se prevén confinamientos totales como los que vimos, pareciera que en este momento los confinamientos van a ser parciales o perimetrales, son de las decisiones tomadas en Europa”.

Revisa superávit primario

Tras incorporar el impacto de las medidas para contener la propagación del COVID-19 sobre el dinamismo de la economía y el presupuesto, Hacienda hizo una revisión al superávit primario previsto para cierre de 2020.

“Las finanzas públicas se muestran sanas y balanceadas como resultado de la eficiencia recaudatoria, sin embargo, aún existe incertidumbre sobre la magnitud del impacto final, el cual dependerá de un posible rebrote, así como sobre los efectos de las medidas de mitigación”, advierte el Informe.

La dependencia ajustó a la baja el superávit primario para 2020 a un nivel de 0.1 por ciento del PIB, lo que es una ligera baja respecto de lo previsto en CGPE, en donde se preveía un balance primario de 0.2 por ciento del PIB. Originalmente, el balance primario para 2020 era de 0.7 por ciento del PIB.

En consecuencia, se ajustaron al alza los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del déficit, a un nivel de 4.8 por ciento del PIB desde uno de 4.7 por ciento del PIB previsto en los CGPE.

Con ese rebalanceo, Hacienda pudo mantener sin cambio la meta del Saldo Históricos de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda, en un nivel de 54.7 por ciento del PIB.

Ingresos caen 5.4%

El Informe de Hacienda indicó que entre enero y septiembre de 2020 los ingresos presupuestarios sumaron 3 billones 889 mil 301 millones de pesos, lo que representa una caída de 5.4 por ciento en términos reales, respecto de igual periodo del año pasado, asimismo, se quedaron 235 mil 772 millones de pesos por debajo de lo previsto en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF).

El subsecretario de Hacienda refirió que para compensar la contracción en los ingresos “se han utilizado 119 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, para no incurrir en deuda ante un mayor gasto frente a menores ingresos”.

El gasto neto público ascendió a 4 billones 233 mil 643 millones de pesos a septiembre, cifra que resultó 2.2 por ciento menor en términos reales respecto del año pasado y en un subejercicio de 309 mil 683 millones de pesos frente al presupuesto programado.

Victoria Rodríguez Ceja, subsecretaria de Egresos de Hacienda, admitió que el gasto “va un poco por debajo del programa”, pero rechazó que esté “deprimido”, ya que, si se considera solo el gasto del Gobierno Federal, este tuvo un aumento de 5.1 por ciento real a septiembre derivado de la atención a la pandemia.