Ante 400 personas de 70 países, dirige mensaje y critica ‘cultura de la muerte’Arremete. El Papa impartió ayer una conferencia en la que criticó a quienes promueven cegar la vida de los neonatos. Foto: AP
¿Es lícito deshacerse de una vida...? ¿Es lícito contratar a un sicario para resolver un problema?, expone el líder de la Iglesia católica.

CIUDAD DEL VATICANO, VAT.- El papa Francisco dijo ayer que el aborto nunca se puede condonar, ni siquiera cuando el feto está gravemente enfermo o deformado, y exhortó a médicos y sacerdotes a dar apoyo a las familias para llevar esos embarazos a término.

Durante una audiencia con participantes de una conferencia contra el aborto, auspiciada por el Vaticano, Francisco dijo que la oposición al aborto no es solamente un asunto religioso, también  es asunto humano.

“¿Es lícito contratar a un sicario para resolver un problema?”, cuestionó Francisco, al tiempo que denunció las decisiones de abortar basadas en los exámenes prenatales, ya que un ser humano “nunca es incompatible con la vida”.

Incluso los bebés destinados a morir al nacer o poco después merecen tratamiento en el seno materno, dijo Francisco.

Añadió que se debe brindar apoyo a sus padres para que no se sientan aislados y con miedo.

El Papa también criticó la “cultura dominante” de hoy, que según él promueve el “miedo y la hostilidad hacia la discapacidad” en los niños, y la subsiguiente elección del aborto.

Si bien es discutible el empleo de recursos médicos en este caso, hay valor en ello para los padres, dijo.

“Cuidar a estos niños ayuda a sus padres en medio de su dolor, para que piensen en ello no solo como una pérdida sino como un paso en un camino que han emprendido juntos”, externó  el Sumo Pontífice a quienes asistieron a la conferencia.

Aunque se ha pronunciado enérgicamente contra el aborto, el papa también ha expresado compasión por las mujeres que los han tenido, y ha facilitado su absolución tras cometer lo que para la Iglesia es un pecado.

Aproximadamente 400 personas de 70 países asistieron a la conferencia.