Foto: Especial
Julián LeBarón habló de la necesidad de “ponerle dientes a la sociedad civil”, mientras que Javier Sicilia pide al gobierno cambiar la estrategia de seguridad

Julián LeBarón anunció que marchará el próximo domingo 1 de diciembre, día en que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple un año al frente del gobierno federal.

Las protesta será para exigir un alto a la violencia que se vive en el país.

En entrevista con Animal Político, Javier Sicilia dijo que él marchará hasta enero y descartó acudir a la protesta del próximo 1 de diciembre, como había dicho Julián LeBarón, debido a que no sabe quién o quienes convoca.

“Sé que son partidos pero no estamos seguros, queremos distanciarnos de cualquier partidismo”, sostuvo.

Indicó que recibió la invitación de Julián LeBarón para sumarse a la marcha del próximo 1 de enero, pero no acudirá.

“La nuestra es una convocatoria para toda la nación”, sostuvo.

El escritor y activista marchará a Palacio Nacional en exigencia de una cambio en la estrategia del gobierno para combatir la violencia.

El activista señaló que el presidente se “aferra” a su estrategia de seguridad y que a un año del inicio del actual gobierno los resultados aún no son claros.

LeBarón dijo en entrevista con W Radio que desconoce cómo van las investigaciones a 22 días del ataque a mujeres y niños de la comunidad mormona, pero que espera el próximo 2 de diciembre, cuando se reunirá con el presidente, le brinden información.

Nueve familiares del activista Julián LeBarón fueron asesinados el pasado 4 de noviembre: tres mujeres adultas y seis menores de edad, entre ellos dos bebés.

Las camionetas en las que viajaban tres mujeres y 14 menores fueron emboscados por grupos armados.

Por lo hechos, la familia LeBarón solicitó al gobierno de Estados Unidos declarar a los cárteles de droga como organizaciones terroristas, bajo el argumentó de que las políticas implementas por el gobierno de México para combatir al narcotráfico han sido “fallidas”.

Julián LeBarón dijo esta mañana que “no podemos ignorar que hemos llegado a esto (violencia) debido a la apatía y cobardía de 130 millones de nosotros”.

“Tenemos instituciones colapsadas y aceptamos que el voto en las elecciones era la única voz y el único poder que tenemos en la sociedad para cambiar de autoridades, pero no tenemos dientes en la sociedad civil para obligar a la autoridad a que rinda cuentas y que cumpla con su deber”.

Habló de la necesidad de “ponerle dientes a la sociedad civil”, no enfrentando a los delincuentes, pero sí a la autoridad y cuando no esté cumpliendo retirarles el poder y contratar a profesionales.