Fotos: Vanguardia/Orlando Sifuentes
En números rojos opera la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación (Dipetre) es alarmante, y su situación se agrava

Los números rojos con los cuales opera la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación (Dipetre) es alarmante, y su situación se agrava porque no avanza en el cobro de deudas por más de 3 mil 269 millones de pesos (mdp) de los patrones: Gobierno del Estado, Instituto Tecnológico de Saltillo (ITS), Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) y Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), principalmente.

En el Primer Avance de Gestión Financiera del 2019, la Dipetre pone en claro que tan sólo en este período, que comprende los meses de enero, febrero y marzo, tuvo un déficit de 265.5 mdp, lo que equivale a que al final del año acumulará números rojos por mil 62 mdp, si la situación continúa igual.

De acuerdo con la explicación sobre cómo se generó la mayor parte de la deuda registrada por los patrones, la Dipetre da a conocer en su Primer Avance 2019 que del 2008 al 2012 se dejaron de pagar cuotas que le correspondían al patrón.

El artículo 51 de la Ley de Pensiones y Otros Beneficios Sociales para los Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila, señala que “en caso de que los recursos del fondo global de la Dirección de Pensiones no bastaren para cubrir los beneficios que esta ley establece, el déficit, cualquier que sea su monto, será cubierto por las entidades u organismos donde presten o prestaron sus servicios los trabajadores descritos en el artículo 2 de esta Ley, en la proporción que a cada uno corresponda, de acuerdo con la plaza que hubiere desempeñado el trabajador y que originó el beneficio de la pensión”.

Dichas aportaciones, debido a que el fondo global no era suficiente, no se hicieron por parte de los patrones, originando un déficit que al paso de los años se ha convertido en una bomba de tiempo.

Tan sólo en el presente período: enero a marzo de 2019, la Dipetre recibió 311.5 mdp por concepto de cuotas y aportaciones de los patrones, pero pagó 577.3 mdp, por lo cual se tuvo un déficit de 265 mdp.

Aunado a este panorama, ahora la Dipetre enfrenta mil 503 juicios de amparo de pensionados y jubilados que se niegan a pagar cuotas que van del 2.5 al 3 por ciento de aportaciones de descuento y que irán al Servicio Médico, así como cuotas que van del 4 al 6.5 por ciento. La Dipetre reconoce una deuda y otros pasivos por 2 mil 753 mdp, sin embargo no identifica la fuente de financiamiento.