Unsplash
De acuerdo con una solicitud de información turnada a la Pronnif, el proceso fue turnado a la Sefir para que sea el órgano de control interno quien investigue las acusaciones contra la exfuncionaria del Estado, con base en la Ley General de Responsabilidades Administrativas

Luego de tres meses en que se difundió que la exencargada de despacho de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), Mayela Reyes Gómez presuntamente sustrajo a un menor de una casa hogar de Torreón sin el debido proceso, la propia Procuraduría informó que las indagatorias todavía se encuentran bajo el orden de la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas (Sefir).

De acuerdo con una solicitud de información turnada a la Pronnif, el proceso fue turnado a la Sefir para que sea el órgano de control interno quien investigue las acusaciones contra la exfuncionaria del Estado, con base en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Entre las acusaciones que se le hicieron a Reyes Gómez, además de la presunta sustracción, fue que retiraba a menores de sus padres sin órdenes judiciales o que recibía pagos para priorizar figuras de adopción.

“Salíamos, realizábamos reportes, canalizábamos, el trabajo tenía respuesta porque al menos de nuestra parte veíamos el interés por los niños. Luego hubo cosas que comenzaron a desvirtuarse desde que tuvo que ver con la compañera que se hizo compañero”, dijo un exfuncionario en una denuncia al referirse a la pareja de la exfuncionaria.

Tres meses después, la Pronnif informó que la investigación que le sigue a Reyes Gómez todavía es de carácter exclusivamente administrativo al estar frente al órgano de control interno y, en ese sentido, la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas, admitió que el caso todavía se encuentra en su turno, por lo que aún no se puede anunciar si las prácticas ya han sido comprobadas y a su vez podrían irse a la vía penal por la presunta comisión de un delito.

El dato

Mayela Reyes fue señalada por presuntamente sustraer de un albergue en Torreón a un menor de edad sin respetar el debido proceso.

La exfuncionaria supuestamente habría aprovechado su cargo como encargada de despacho para cometer esa irregularidad.

Reyes tenía como objetivo adoptar al menor junto con su pareja, quien se desempeñaba como guardia de seguridad.