Fotos: Especial
Enero ha terminado pero eso no significa que el bolsillo no continúe bastante deteriorado, lo que ha llevado a incluir a febrero en la dichosa cuesta que siempre acompaña al inicio de año

Sea como fuere sigue siendo una buena idea recortar o reducir ciertos gastos, excepto los del gimnasio que, se supone, no debería eliminarse, ya que muchos empiezan el año con el propósito de ponerse en forma. 

En fin, febrero sigue siendo un buen momento para poner en orden algunas líneas del presupuesto familiar.

Por ejemplo… 

Pásate a LED y a gas natural 

Una medida simple que podemos tomar para aminorar el consumo de electricidad es sustituir las bombillas de luz incandescente por la iluminación LED, que necesita muy poca energía para emitir luz.

Utilizar bombillas LED también permite ahorrar en mantenimiento, ya que tienen una duración media de nueve años, frente a dos años de las luces tradicionales.

Y si todavía utilizas gas estacionario para la cocina, la calefacción y el agua caliente, cámbiate a gas natural domiciliario para que le des un bajón al recibo de energéticos.

Aísla tu vivienda

Un buen aislamiento de la vivienda constituye un enorme ahorro de energía, tanto en invierno como en verano.

El equilibrio optimo entre la temperatura externa y la del interior de la vivienda no debería ser mayor de 15 a 20 grados de
diferencia, subrayan los expertos.

Y eso se logra con un buen aislamiento térmico en fachadas, pisos y muros, que son las principales vías de escape del calor y
por las que entra el frío.

Revisa los seguros

Es posible que las compañías en las que tienes tus seguros no sean las que ofrecen las mejores condiciones según tu perfil, así que éste puede ser un buen momento para revisarlas. En lo que se refiere al seguro del coche, conviene revisar la responsabilidad civil hacia terceros: los expertos aconsejan ver si existe o no una cantidad mínima que el cliente debería abonar por cada siniestro.

También es conveniente preguntarse si existe una buena cobertura para el conductor, en el caso de que fuera la víctima y al mismo tiempo causante del siniestro.

Compra más barato

Enero y febrero son los meses de las ofertas, y éstas pueden ser ventajosas en caso de algo que realmente necesites, sin dejarte
llevar por las compras impulsivas de algo que utilizarás solo una vez o nunca.

Y, no olvides la compra en el súper. Ten presente que la brecha entre el supermercado más caro y el más barato puede ser de miles 
de pesos al año. Así que conviene comparar entre esos tipos de establecimientos.