Foto: Archivo
Una vez más, la Pronnif prefirió continuar en silencio ante la muerte de Rocío

Una vez más la Procuraduría de los Niños, Niñas y Familia —Pronnif— prefirió continuar en silencio ante la muerte de Rocío, la pequeña de 6 años de edad que falleció a causa de un golpe, además de que la necropsia que se le practicó arrojó que sufría de abuso sexual.

Fuentes de la dependencia señalaron que no podían emitir información sobre el caso para no entorpecer las investigaciones, pues, ya se han difundido muchos datos que podrían favorecer a los sospechosos y quedar libres.

Los detenidos son la madre adoptiva de la niña, Yahaira Cepeda y un sujeto que es familiar de la acusada.

Este jueves la subprocuradora Mayela Reyes, se negó a hablar al respecto, pese a que fue señalada por la familia biológica de la menor de haber usado sus influencias para dar en adopción a Rocío, en confabulación con la ex pareja de la madre Patricia Calamaco.

El día martes fue cuando se registraron los hechos, Rocío fue trasladada al Hospital del Niño, lugar al que llegó sin vida, luego de que sufriera una supuesta caída en la ducha, sin embargo, la necropsia arrojó que el golpe que mató a la niña se lo había asestado su madre adoptiva.

Anteriormente la Pronnif se ha visto envuelta en algunos casos polémicos donde se le acusa de tráfico de influencias para beneficiar a alguna de las partes en pugna, como el caso en el que una madre alegaba que su hijo le había sido “robado” por el padre del pequeño, y acusaba a Yezca Garza, titular de la Pronnif, de abogar a favor del acusado por ser su conocido.