Los pasivos tendrán que ser sometidos a juicio mercantil para subsanarse, como lo establece la ley, informó el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca . Foto: Tomada de Internet
Los pasivos tendrán que ser sometidos a juicio mercantil para subsanarse, como lo establece la ley, informó el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca

Al menos 30 mil de los 378 mil 476 habitantes de Cuernavaca, Morelos (cerca de 10 por ciento de la población) , se quedaron sin agua potable debido a que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) suspendió el suministro de energía a seis pozos que abastecen a parte de la ciudad para demandar al organismo público descentralizado el pago de un adeudo histórico de 240 millones 562 mil 183 pesos.

Los pasivos tendrán que ser sometidos a juicio mercantil para subsanarse, como lo establece la ley, informó el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), que intenta paliar con pipas el desabasto en 30 colonias afectadas por el corte de electricidad a los pozos Chipitlán 4, Melchor Ocampo, Chapultepec 3, Soledad, Lomas de Ahuatlán y Cuarteles.

La suspensión, según el Sapac, se llevó a cabo pese a que se está cumpliendo con los pagos por consumo corriente de energía, pero la CFE reclama adeudos que datan de administraciones pasadas.

Según una tarjeta que emitió el ayuntamiento en abril pasado, en 2018 el organismo operador debía 106 millones 188 mil 881 pesos; en 2019 la deuda disminuyó a 48 millones 495 mil seis pesos; en 2020 volvió a crecer a 67 millones 273 mil 735 pesos, y en lo que va de este año ese organismo acumula un pasivo de 18 millones 604 mil 558 pesos.

Precisó que pese a los problemas con la CFE, el Sapac ha mantenido con regularidad y estándares de calidad la operación de los 86 pozos, 11 manantiales, tres norias y 16 equipos de rebombeo.

Esta decisión recrudece la escasez de agua en esta temporada de estiaje en la capital del estado, a tal grado que casi a diario los usuarios protestan.

La mayoría de los manifestantes afirma que ni el Sapac, ni el ayuntamiento de Cuernavaca –que preside Antonio Villalobos Adán, que llegó por la alianza que encabezó Morena en 2018 y que ahora busca la reelección por el Partido del Trabajo– ni la CFE hacen llegar agua entubada a todas las colonias que pagan por este servicio.

El lunes y martes de esta semana habitantes de la colonia Centro de Cuernavaca, bloquearon la avenida Morelos en exigencia de agua.

El miércoles, pobladores de las colonias Las Palmas y Miguel Hidalgo también pidieron que les suministraran el líquido porque, argumentaron, ya llevaban casi una semana sin él. Por las mismas horas, habitantes de colonias del norte de Cuernavaca bloquearon la avenida Vicente Guerrero, cerca de las oficinas de la CFE.

El pasado 26 de abril el alcalde Villalobos y la directora del Sapac, Jennifer Negrete, declararon en rueda de prensa que la red de agua del Sapac había dejado de distribuir el líquido a 38 mil habitantes de 30 poblados y colonias de Cuernavaca porque también se había cortado la energía eléctrica a seis pozos del Sapac.

Las fuentes que dejaron de funcionario fueron Cuarteles, Autopista, Chapultepec 2 Estrella, Chapultepec 2 San Juan, Chapultepec 2 Orquídea y Monasterio, lo que se atribuyó al adeudo del ayuntamiento con la CFE. En esa ocasión pidieron a los ciudadanos esperar 72 horas para que se restableciera el servicio.

Acusan a autoridades de hacer tomas clandestinas

El 27 de abril, un día después de la conferencia de prensa del alcalde y la directora del Sapac, habitantes de la colonia Patios de la Estación bloquearon por la tarde la avenida Plan de Ayala en demanda de agua y volvieron a protestar a la mañana siguiente.

Ese día, habitantes de las colonias Milpillas y Santa Martha se apoderaron de un pozo del Sapac para denunciar que el día anterior los propios trabajadores del organismo, a pesar de la escasez de agua que padece en la capital del estado, intentaron hacer tomas clandestinas para usuarios de Tepoztlán.

En esa ocasión los manifestantes exigían la presencia de la directora de Sapac para que explicara por qué la Sapac hacía tomas ilegales y solapa actos de corrupción, lo que agudiza la escasez de agua, dijo Francisco Solano Salazar, ayudante de la colonia Milpillas.