Archivo
La empresa de Guerra “Show Agency” sufrió diversos ataques en redes sociales e incluso usuarios condenaron los hechos.

El caso de un fotógrafo y dueño de una agencia de modelos en la ciudad, acusado por presuntamente prostituir a jóvenes modelos, habría quedado únicamente como un escándalo de redes sociales.

A principios de marzo se dio a conocer a través de un video en Facebook, el caso que fue denunciado por la madre de una de las modelos, quien acusó a José Guerrero de llevar a su hija y otras jóvenes a diferentes antros y fiestas privadas para ofrecer sus servicios.

La empresa de Guerra “Show Agency” sufrió diversos ataques en redes sociales e incluso usuarios condenaron los hechos.

Fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado, confirmaron a VANGUARDIA que no se registró una denuncia formal contra el dueño de la agencia de modelos.

Pese a las múltiples denuncias y condenamientos en redes sociales, ninguna de las presuntas personas involucradas se habría presentado ante alguna autoridad para pedir la investigación de Guerra.

Debido a la falta de esta petición, autoridades no pudieron actuar para conocer el caso. A seis meses del escándalo que conmocionó a la ciudad debido a que parte de las jóvenes señaladas como víctimas pertenecían a instituciones de educación privada, la falta de una denuncia formal lo hizo quedar como un escándalo más en redes sociales que no trascendió y pasó a manos de la autoridad.