Foto: Archivo
VANGUARDIA publicó que las plantas y tierra alrededor del confinamiento industrial se están pudriendo, después de que campesinos denunciaran el derrame.

La secretaria del Medio Ambiente del Estado, Eglantina Canales, señaló que la dependencia a su cargo no acudió a verificar si realmente se registró un derrame cerca del basurero tóxico de General Cepeda, “porque nadie lo denunció”.

VANGUARDIA publicó que las plantas y tierra alrededor del confinamiento industrial se están pudriendo, después de que campesinos denunciaran el derrame.

Plantas como gobernadoras, cactus y peyotes se están pudriendo alrededor del confinamiento industrial ubicado en el ejido Noria de la Sabina, de General Cepeda, después de las pasadas lluvias en donde se produjo, según los campesinos, un desborde de agua dentro de las instalaciones. El día del accidente las autoridades negaron el hecho.  

 

Por su parte, Englantina Canales, secretaria del Medio Ambiente, aseguró que no se ha recibido ninguna denuncia por parte de los afectados de Noria de la Sabina.

Invitó, asimismo, al reportero de esta casa editorial a hacer la denuncia para que la Secretaría de Medio Ambiente pueda acudir al lugar para realizar el diagnóstico necesario, mientras, no acudirá.  

En aquella ocasión, varios de los campesinos aseguraron que el día de las intensas lluvias un líquido extraño recorrió por el lugar. Días después, las plantas se comenzaron a pudrir, así como la tierra por donde pasó el líquido.