Ayer terminó el ayuno balompédico para dar paso al Torneo de Clausura 2016 en el futbol mexicano. Y qué les parece, estimados lectores, si comenzamos con el tema que tanto nos apasiona: el arbitraje. 

Para esta primera jornada los jerarcas de los hombres de negro; es decir, los encargados de realizar las designaciones, decidieron prescindir de los jueces con gafete de FIFA, lo que significa que entrarán en acción los silbantes de segunda fila, los que todavía no están consagrados, los que pitan de vez en cuando o los que de plano ya van a la baja. 

Es cuando surge la pregunta ¿Será acaso que la fecha uno no tiene importancia?, ¿Será que la jornada 17 es más trascendente que la primera? ¿Será que durante este fin de semana los puntos valen menos? 

Ahí tenemos el caso de Miguel Ángel Chacón Viveros, quien será el encargado de dirigir el Jaguares vs. Dorados de Sinaloa, que dicho sea de paso, es un duelo por el no descenso ¿Saben cuántos torneos cortos lleva silbando este “muchacho”? Con éste, completará 22 y no ha sido capaz de dar el estirón. En algún torneo llegó a arbitrar 10 partidos; pero en la mayoría 4 ó 5. En el apertura 2015, solamente le dieron 2 ¿De qué estamos hablando? 

Al América siempre le mandan de lo mejorcito. Ahora no será la excepción; toda vez que les silbará Antonio Pérez Durán, a quien acaban de despojar del gafete de FIFA; sin embargo, es el de mayor jerarquía de los que dirigirán en esta jornada. 

Siempre aplaudiré cuando se le dé oportunidad a un joven aspirante a estrella del arbitraje; pero no así, designando cartuchos quemados o a silbantes que van a la baja y ya vieron sus mejores días. 

Lo importante para consolidar a un juez es la continuidad, como lo han hecho con Fernando Hernández y Marco Antonio Ortiz, a quienes debutaron el pasado torneo y les dieron 5 partidos a cada uno. Y hoy los repiten en Rayados vs. Pumas y Querétaro vs. Atlas, respectivamente. 

Ni tampoco darles un partido y a los cuatro meses otro. Ni que todos piten en la fecha uno y no lo vuelvan hacer en varios meses, como ocurrió con Roberto Ríos Jácome y León Vicente Barajas, quienes solamente arbitraron 2 juegos el torneo pasado y ahora les dan Monarcas vs. Cruz Azul y Tijuana vs. Pachuca. 

Deben seleccionarles partidos a modo durante el torneo e ir intercalando a los consagrados con los novatos; pero lo más importante, capacitarlos y adiestrarlos para el futbol de alta competencia y no mandarlos… sin fusil a la guerra. 

Comentarios: ebrizio@hotmail.com