Panista. Guillermo Anaya Llamas, aspirante a la Gubernatura de Coahuila por el PAN. Édgar González
Explica que se debe a lo que sucede con exfuncionarios públicos en los tribunales del vecino país
Estuve reunido con el Gobernador de Texas como un ciudadano más. Lo conocí desde que yo era diputado federal... Coincidimos en una reunión”.
Guillermo Anaya, panista

Guillermo Anaya, aspirante del PAN a la Gubernatura de Coahuila, dijo que tras reunirse con el gobernador de Texas, Greg Abbot, se dio cuenta que la entidad no tiene una buena imagen con sus vecinos y tampoco intercambios casi de ningún tipo. 

Greg Abbot fue también Procurador General del Estado de 2003 a 2014 y conoce además los procesos que se siguen contra exfuncionarios de Coahuila, acusados de lavado de dinero, además aquellos que están relacionados con la delincuencia organizada. 

“Estuve reunido con el Gobernador de Texas como un ciudadano más. Lo conocí desde que yo era diputado federal, el fue Procurador General del Estado de Texas. Coincidimos en una reunión”, dijo Anaya Llamas. 

Explicó que la plática giró en torno a que Coahuila no tiene una buena imagen, por los procesos legales que se les siguen a exfuncionarios públicos de la pasada administración estatal. 

También se vio el tema de que Coahuila no ha reclamado el dinero incautado a exfuncionarios públicos y cómo poder generar más intercambio comercial. 

Anaya dijo que resulta increíble que siendo vecinos, Coahuila y Texas, no tengan lazos de comunicación, ni cultural, ni educativos, ni deportivos, ni comerciales, teniendo tantas cosas en común. 

El aspirante explicó que lo que sucede con exfuncionarios públicos en los tribunales de Texas es un factor para que no exista tanta relación entre Coahuila y Texas.