Los blaugranas necesitan que el Atlético de Madrid no sume puntos para llevarse la Liga por ocasión número 26

Carles Aleñá y Luis Suárez empujaron al Barcelona hacia un nuevo título liguero con una importante victoria ante el Deportivo Alavés por 0-2 en el Estadio de Mendizorroza.
Una derrota del Atlético de Madrid ante el Valencia, daría el título a los culés.

EFE

Si los Colchoneros empatan o ganan, los azulgranas serían campeones si ganan al Levante el próximo sábado, sin depender de nadie.

El Barcelona, que comenzó con su líder argentino Leo Messi en el banquillo, se hizo con el balón desde los primeros segundos del duelo pero tuvo que esperar hasta la reanudación para conseguir los tantos de la victoria.

EFE

El primer golpe culé llegó al 54’. Sergi Roberto cedió a Luis Suárez quien dejó pasar para que recibiera el canterano Carles Aleña y batiera al portero local. 

Cinco minutos más tarde apareció el mejor socio de Messi, Luis Suárez. El atacante charrúa transformó desde los 11 pasos un penalti que fue sancionado por una mano de Tomas Pina y revisado por el VAR.

EFE

Cumplida la hora, Valverde dio entrada al mago del Barcelona para que tuviera contacto con el cuero unos minutos en Mendizorroza y cerca estuvo de conseguir el tercero pero se topó con Pacheco que despejó el disparo tras la jugada personal del astro azulgrana.

Esta nueva victoria los coloca a un resultado de conseguir su título liguero número 26 y sentenciar de una vez La Liga para enfocarse en la Champions, la "Copa Linda" que tanto quiere Messi desde principio de temporada.