El Universal
Carstens dijo que el uso de la tecnología para servicios financieros debe contar con una regulación que minimice todo riesgos.

CDMX.- Para una verdadera estrategia de inclusión financiera en el país, los servicios financieros deben adaptarse a las necesidades de los sectores más vulnerables, dijo Agustín Carstens, gobernador del Banxico.

“No son ellos los que deben adaptarse, sino el sistema financiero a ellos (...) Una mayor inclusión financiera representa beneficios al sector como reforzar su solidez, diversificar productos y mejorar la competencia”, dijo al presentarse la Política Nacional de Inclusión Financiera.

Expuso que dicha política radica en la capacidad de apoyar a los sectores que no gozan de las ventajas y beneficios que les pueden brindar los sistemas financieros. Además, agregó, se pretende mejorar la educación financiera en la población a través de los planes de estudio y las tecnologías de la información.

Carstens dijo que el uso de la tecnología para servicios financieros debe contar con una regulación que minimice todo riesgos. 

Estos son los seis ejes que conforman la Política Nacional de Inclusión Financiera:

> Desarrollo de conocimiento para el uso eficiente y responsable del sistema financiero; enfocándose en trabajar con la SEP para incorporar contenidos que fortalezcan los conocimientos de productos financieros.
> Uso de innovaciones tecnológicas para la inclusión financiera.
> Desarrollo de infraestructura financiera en zonas desatendidas como el Sur de la República.
> Mayor acceso y uso de servicios financieros formales para la población subatendida y excluida.
> Mayor confianza en el sistema financiero, a través de mecanismos de protección para el consumidor.
> Generación de datos y mediciones para evaluar los esfuerzos de inclusión financiera.