1

Óxidos. Ángulos ascendentes. La piel es la que oculta. Algo de la luz del interior emerge a través del gesto que le muestra vivo. 

 

2

Imperio de la nariz. Fuste embebido. Desde allí aspira y vive. ¿Acaso llevar un ramo de violetas?

 

3

La sonrisa es el velo [más oculta]. Allí el pliegue de la boca. Mundo adentro, pálidos abalorios se suman a un líquido paraíso.

 

4

Frutos interiores. Caldos. Ligamentos que asisten movimientos. Algo de sueño entre las terminales nerviosas. Músculos que sostienen el rostro. 

 

5

Pende Helios con tal fuerza en el cielo. Escultura de intenciones [Habría. Acudiera. Si acaso]. 

 

6

Abre los ojos a un mundo donde los signos tienen por costumbre la alegría. Luego duerme [inconnu]. Mientras, los signos deambulan entre libros y sangre vegetal. Esperan por él.

 

7

Desmenuzar los movimientos. Ángulos de elevación de la quijada si la mirada áurea inquiere. Inclinación del rostro en el agotamiento. [Tomar notas]. Se han estimado los hábitos de esa ánima.

 

8

Él avanza. A su paso se repliega el fuego.

 

claudiadesierto@gmail.com