En Sonora, grupos criminales antagónicos han emitido narcomensajes dedicados a evidenciar la violencia y los nexos del crimen con las autoridades estatales. Foto: Tomada de Internet
En Sonora, grupos criminales antagónicos han emitido narcomensajes dedicados a evidenciar la violencia y los nexos del crimen con las autoridades estatales
En Sonora, grupos criminales antagónicos han emitido narcomensajes dedicados a evidenciar la violencia y los nexos del crimen con las autoridades estatales.
 
La disputa por el territorio es una pelea entre Rodrigo Páez Quintero, sobrino de Rafael Caro Quintero, quien controla la escisión de Los Páez, y los hijos del exlíder del Cártel del Pacífico, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo, (Iván Archivaldo y Jesús Alfredo), conocidos con el sobrenombre de Los Chapitos, quienes controlan a Los Salazar, Los Rumas y/o Los Costeños y Los Cazadores, los dos últimos grupos operan desde la costa de Caborca y el municipio de Altar, Sonora.
 
Las advertencias han sido parte de ese escenario criminal. Este mismo miércoles, los cárteles de Sinaloa —a nombre de su escisión Los Salazar— y Caborca enviaron mensajes y articularon el terror que generan mediante el uso de narcomantas.

Tras la aparición de dichos narcomensajes, en redes sociales circuló una cartulina firmada por “El Pueblo” —extraoficialmente se dijo que pertenecía al Cártel de Sinaloa—, que señalaba al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de proteger a los grupos delincuenciales de la región.

 

 
 
Foto: Tomada de Internet

“Sr. Presidente Andres Manuel Lopez Obrador, gran parte del pueblo mexicano lo eligió para salvar el país, no es posible que su gobierno este defendiendo a los grupos delincuenciales, en Caborca Son; es notable que las autoridades en sus tres niveles de gobierno protegen al grupo delictivo comandado por Rodrigo Paez, quien financia a las autoridades para correr familias de sus terrenos que se dedican al cultivo y para fines de ser utilizados para la DELINCUENCIA ORGANIZADA. Se han apoderado de las tierras y cientos de familias han perdido sus cosechas” [sic] señalaba.

Rodrigo Omar Paz Quintero, de 44 años, sobrino del Rafael Caro Quintero “El Narco de Narcos”, ha sido señalado como líder del Cártel de Caborca y protagonista de la guerra que se enfrenta en la zona norte de Sonora .

Los Salazar y el Cártel de Caborca se enfrentan a diario en el norte de Sonora. Se trata de una lucha encarnizada por el control de los terrenos que forman parte del Ejido el Bajío, ubicado a unos 65 kilómetros al este de Puerto Peñasco, terrenos que por varios años usufrutuó la minera Penmont, subsidiaria de Fresnillo PLC, propiedad del empresario mexicano Alberto Baillères.

Con información de Infobae