Foto: Especial
La standupera que llega hoy a Saltillo nos contó cómo decidió dejar su trabajo en publicidad y convertirse en comediante, y los problemas a los que se enfrenta al estar arriba del escenario
Me voy a disfrazar de dólar para ver qué se siente valer tanto”

Si bien Sofía Niño de Rivera hace que la gente se ría a carcajadas, en realidad su trabajo se lo toma muy en serio, hace algunos años decidió dejar de trabajar como publicista y se aventó a hacer algo por su cuenta: “Completamente ignorante y sin expectativas, sólo con las ganas de hacer algo nuevo”, es como comenzó a subirse a los escenarios y a inundar las redes sociales con sus ocurrencias. Hoy disfruta el momento, recién tuvo sold out en el Plaza Condesa de la Ciudad de México, grabó una charla para TED Talks, tiene su propio show en Netflix y recorre la República Mexicana con su show de stand up.

Así el turno le llegó a Saltillo, Sofía se presentará hoy en el Colegio Ignacio Zaragoza a las 22:00 horas, en donde ofrecerá “un show completamente distinto al de Netflix, que básicamente todo mundo ha visto ese”, dijo en entrevista para VANGUARDIA. Niño de Rivera dejó en claro que cada show es completamente distinto pues debe adaptarse al público, además le gusta interactuar con la gente. “Yo creo que el show está preparado un 80 por ciento, y un 20 por ciento es improvisado, es lo que me voy encontrando, hay que ir preparado pero también hay que ser espontáneo”, agregó.

Con más de 140 mil seguidores en Twitter y miles de vistas en su canal de YouTube, Sofía ha trabajado duro para hacer lo que hoy hace, dice que la disciplina es muy importante. “De esto vivo y me he dedicado casi siete años de mi vida”, dice y argumenta que la responsabilidad es mucha: “Se requiere de hacer material nuevo, de ser responsable porque la gente pague por verte y que contraten tu show, me lo tomo muy en serio, esto es mi vida básicamente”.

Niño de Rivera decidió dedicarse de lleno a la comedia cuando tenía 28 años: “Decidí irme de la publicidad porque la vida de publicista me gustó hasta cierto punto, los primeros años... pero cuando ya estás metido en eso hay mucha burocracia, pagan poco y eso que tú eres quien hace el trabajo, entonces no me gustaba cómo funcionaban las empresas y decidí vivir de mí”, dijo convencida de que nunca se imaginó que su idea iba a funcionar como está funcionando ahorita. Sofía logró su cometido: hacer su propio trabajo.

Esto también lo expuso en una de las charlas de TED Talks, como exponente confesó que nunca se había subido al escenario a hablar en algo que no fuera el stand up, era una charla de motivacional con algo de comedia, y está disponible en YouTube. “Yo soy fan de TED desde hace mucho tiempo y de hecho por un video de Sir Ken Robinson que habla de encontrar tu elemento fue lo que detonó lo que pasó en mi vida. Estar en TED fue una experiencia increíble y no creí que tuviera tanto alcance la verdad, porque nunca sabes qué se va a hacer viral y qué no, ni cuando, pero para mí siempre ha sido muy importante contar lo que yo viví”.

Foto: Especial
El corazón es como el aguacate: nunca sabes cuánto esperar a que esté maduro y cuando piensas que ya lo puedes abrir, resulta que se pudrió”

No todo es miel sobre hojuelas

A pesar de que el stand up sea su motor diario, Sofía se enfrenta a situaciones incómodas tanto en las redes sociales como sobre el escenario: “He aprendido mucho de los diferenets públicos que hay en la República, de lo mucho que nos falta como país y de que evolucione (el stand up) porque nos hacen falta muchos lugares donde presentar este género, hay muchos bares en donde nos contratan para ir y nos son las condiciones adecuadas la verdad, he aprendido que toman mucho en provincia, y si toman mucho el show se puede tornar muy difícil para el comediante, porque interrumpen, porque gritan porque van a echar más desmadre que a ver un show, y a todo eso te tienes que enfrentar cuando estás haciendo algo nuevo, pero yo espero que en el futuro haya lugares especiales para el stand up comedy en México”.

Sofía confesó además que al ser una mujer comediante y figura pública hay muchas agresiones: “De las cosas que no me gusta que pasen son esas”, dijo refiéndose a las burlas, o los comentarios de tipo sexual que recibe. Pero la comediante está convencida de que no hay que callarse: “Las personas que agreden tienen muy poca educación, no tienen nada que hacer y tienen muchas inseguridades, entonces yo le diría a quienes les pasa lo que a mí que lo hagan público, y que expongan a esas personas para que no se salgan con la suya. Entre más público lo hacemos, más los critican socialmente, si se callan nunca vamos a cambiar”.

De club de cuervos a las redes sociales

Prácticamente Sofía Niño de Rivero tiene éxito gracias a las redes sociales, ella misma lo afirma y asegura que las televisoras nacionales tales como Televisa y TV Azteca deberían de evolucionar porque de lo contrario “van a morir muy pronto”. Para la comediante las plataformas digitales como Netflix le están dando espacio a los nuevos comediantes: “Si se esperan a que una televisora les de la oportunidad nunca lo van a hacer”. En YouTube, donde Sofía es vista diariamente por miles de personas también se pueden encontrar nuevos talentos.

“Yo creo que hay bastantes personas que quieren dedicarse al stand up, otras están tratando y hay otros que vivimos de esto, no son muchos pero creo que cada vez van a ser más, y el hecho de que cada vez haya más comediantes o personas que quieren tratar, quiere decir que es un género que tiene mucho potencial, creo que vamos a la velocidad que debemos ir, apenas llevamos seis o siete años haciendo esto, entonces yo creo que va muy bien”, agregó.

Foto: Especial

Por ello el consejo recurrente par los nuevos standuperos es básicamente un conjunto de tres palabras: Paciencia, perseverancia y disciplina: “Que sepan que se requiere de mucha disciplina y mucha fortaleza para aguantar el fracaso que viene con esta carrera porque cada vez que te subes al escenario es un potencial fracaso o un potencial éxito”, dijo.

En cuanto a “Club de Cuervos”, la serie de Netflix en la que participa Sofía junto a Luis Gerardo Méndez, tendrá su segunda temporada en noviembre de este año, luego del éxito que tuvo su primera temporada. “Sí ahí está ‘Club de Cuervos’ otra vez, pero yo más bien disfruto de lo que pasa ahorita”, dijo sin querer entrar en detalles sobre proyectos en cine, porque “luego cambio de opinión”.

“Si quieren algo diferente y no encuentran nada qué hacer en Saltillo vayan al show”, dice Sofía con la intención de invitar a los saltillenses a ver su stand up, y recuerda cómo en la actualidad “todo mundo se ofende de todo”, por ello recalca que es imposible preocuparse por no ofender a su público.

“En el show es distinto, como es en vivo y los tengo al público enfrente, por su comunicación no verbal puedo ver o tener la sensibilidad de ver si les está molestando o no, siempre y cuando tenga al público de mi lado y esto se trate de comedia no hay problema, ya cuando se trata de redes sociales es imposible porque ofendes a absolutamente cualquier persona”, finalizó.