Sin escape. Erick de Jesús ingresó a una propiedad en la calle Cuauhtémoc la madrugada de ayer, pero el dueño, al sorprenderlo, llamó al 911. ESPECIAL
Al no tener escapatoria, el dueño del domicilio se arriesgó a detener al intruso para luego entregarlo a los elementos de la policía

Erick de Jesús “N” fue a meterse en serios problemas con la ley al haber ingresado a una casa ajena en la zona centro de la ciudad.

El dueño de la propiedad, al verlo, lo sometió y lo entregó a elementos de la policía preventiva municipal.

Ahora Erick de Jesús “N” está bajo investigación por el delito de allanamiento de morada y por lo tanto va estar recluido por un plazo de 48 horas en las celdas municipales.

Todo ocurrió alrededor de las 3:30 de la madrugada, cuando el dueño del domicilio ubicado en calle Cuauhtémoc, de la zona centro, escuchó exceso de ruidos en el patio.

Para cerciorarse optó por salir al patio y su sorpresa fue encontrar a un hombre con vestimenta muy sucia.

Ante el temor de que fuera agredido llamó al sistema de emergencias 911 para solicitar apoyo de la autoridad.

Al no tener escapatoria, el dueño del domicilio se arriesgó a detener al intruso para luego entregarlo a los elementos de la policía.