“Como siempre lo hemos dicho, Beto y Enrique son mejores amigos. Ellos fueron creados para enseñar a los niños en etapa preescolar que pueden ser mejores amigos con aquellos que pueden ser muy diferentes de ellos mismos”

Sesame Workshop, organización orientada a la creación de contenidos educativos, contradijo al guionista Mark Saltzman sobre la orientación sexual de Beto y Enrique.

Los personajes, que se hicieron virales esta mañana después de que Saltzman asegurara que eran pareja, son sólo mejores amigos, de acuerdo con la organización sin fines de lucro.

“Como siempre lo hemos dicho, Beto y Enrique son mejores amigos. Ellos fueron creados para enseñar a los niños en etapa preescolar que pueden ser mejores amigos con aquellos que pueden ser muy diferentes de ellos mismos”, señaló Sesame Workshop en redes sociales.

Y añadió: “Aunque están identificados como personajes masculinos y tienen algunas cualidades y características humanas (como la mayoría de los personajes de Plaza Sésamo), son marionetas y carecen de una orientación sexual”.

 

Las especulaciones sobre la relación amorosa entre Beto y Enrique vienen desde hace tiempo, pero parecía que Mark Saltzman había despejado las dudas. Durante una entrevista a Queerty sobre la serie infantil que marcó una etapa a finales del siglo XX, el guionista dijo que cuando escribía de Beto y Enrique, los concebía como pareja.

Tras numerosas preguntas por el entrevistador David Reddish sobre cómo llegó Mark Saltzman al mundo de Plaza Sésamo, el periodista se animó a lanzarle la incógnita: “¿Pensabas en Beto y Enrique como una pareja gay? ¿Te lo preguntaste alguna vez?”.

El guionista contestó que recuerda que un niño preguntó a su madre si Beto y Enrique eran amantes, y desde entonces no ha parado de escuchar los rumores sobre el tema. “Cuando escribía Beto y Enrique, lo eran. No tenía otra forma de contextualizarlos”, confesó. Y eso no es todo. Saltzman reconoció que los personajes estaban inspirados en su propia relación con su pareja Arnold Gassman, un montador de cine. “Más de una persona se ha referido a Arnie y a mí como Beto y Enrique“, reveló.

Cuando el entrevistador ahondó en el tema preguntándole si veía a los personajes reflejados en su relación, el guionista reconoció que sí. “Arnie era como Enrique, el ordenador y organizado. Yo era como Beto, más bromista. Esta es la dinámica que llevé a los personajes”, confesó. Saltzman señaló que su objetivo también era mostrar que dos personas tan diferentes podían llevarse bien.