Fotos: New York Post
Rick Antosh había quedado de almorzar con su amigo de la secundaria en el bar Grand Central Oyster en la ciudad de Nueva York cuando entre su comida se topó con la perla, valuada en cerca de 4 mil dólares

Rick Antosh había quedado de almorzar con su amigo de la secundaria en el bar Grand Central Oyster en la ciudad de Nueva York, y pidió un asado que incluye ostiones.

El hombre de 66 años se topó con la perla mientras disfrutaba de su comida, y para su sorpresa era una perla del tamaño de un chícharo, por lo que un experto sugirió que tendrá un valor de entre $ 2,000 y $ 4,000 dólares.

 

El el momento del hallazgo, a Antosh no le pareció gran cosa, pero el chef del bar le expresó que en los 28 años que tiene laborando en el lugar es la segunda vez que a alguno de los comensales le sale una perla dentro de las ostras: “Esta es la segunda vez que veo que esto sucede. Y vendemos más de 5,000 ostras en su concha todos los días”.

Finalmente, Antosh dijo al New York Post que regresará al restaurante a tratar de encontrar más perlas: “Nunca sabes.”

(Con información del New York Post)