Nueva oportunidad. Iveth Alvarado dice no recordar nada del accidente en el que murieron tres de sus amigos; luego de la tragedia duró más de un mes en coma inducido. Foto: Vanguardia/Orlando Sifuentes/Archivo
Hace tres meses Iveth viajaba en un auto junto con tres amigos, ellos ya no están, pero sus recuerdos siguen vivos

El 1 de marzo, cuatro jóvenes que presuntamente viajaban a alta velocidad y en estado alcohólico, se estrellaron contra un muro de un edificio en construcción en el bulevar José Musa de León; tres de ellos murieron y solo una joven fue quien sobrevivió.

Iveth Alvarado Peña platica a VANGUARDIA su experiencia en el accidente, su proceso de rehabilitación y su duelo ante la muerte de sus amigos cercanos. Hoy regresa a trabajar.    

La noticia del accidente estremeció tanto a la sociedad que comenzó diversas campañas para concientizar  sobre el consumo de alcohol entre los jóvenes. En redes sociales se hizo viral el accidente fatal.

Iveth, madre de dos hijos y quien vive al oriente de la ciudad, con la voz entrecortada cuenta que en su memoria no está registrado ese día.  

Estuve a punto de dejar a mis hijos sin madre, ahora no hay otra cosa que yo desee más que tratar de salir adelante, estar con mi familia, mi trabajo y mi escuela”.
Iveth Alvarado.

“No recuerdo nada, yo apenas tengo dos meses lúcida. Cuando yo vuelvo en sí, que es lo que yo recuerdo, era un dolor impresionante en lo que son las fracturas de pelvis, que es lo que traía, y un dolor de cabeza del lado izquierdo, que fue donde me golpeó la bolsa de aire. Tuve tres facturas y un hematoma en el lado izquierdo; no encuentro un dolor semejante a eso”, platica.  

“Hasta ahora que ya estoy bien, me puse a investigar, a checar los videos. El carro quedó inservible, el único pedazo bueno es donde iba yo. Porque yo iba de copiloto. A mí me sacan y me suben a la camilla; en el video yo voy consciente, me voy quitando la mascarilla de oxígeno, el cinturón, y me agarraban para que no me lo quitara, y a los flacos tardaron mucho en sacarlos, porque ellos quedaron completamente prensados... y es donde tú dices: ‘Soy un milagro”, afirma.

Al preguntarle sobre las explicaciones dadas por su familia al estar consciente, señala que ellos le decían que se había “caído”, hasta que el doctor les recomendó decirle la verdad.

“Primero me lo manejaron que yo me había caído, y luego los doctores les dijeron que me dijeran la verdad”.

Y agrega: “Es algo que de cierta manera te hace abrir los ojos y decirte, ‘espérate, ¿qué estás haciendo?’, ¿no?”.

Iveth asegura que no iban a exceso de velocidad; señala que un coche gris fue quien provocó el accidente y que ella y su compañera, Alin Elizabeth Elizalde, quien falleció en el accidente, no habían consumido alcohol.

Deshecho. El auto March quedó completamente destrozado; Iveth, afirma que un auto color gris fue el causante del percance. Foto: Vanguardia/Orlando Sifuentes/Archivo

“Nadie se explica qué fue lo que pasó. Sí se dice en todos lados que íbamos a exceso de velocidad (…); no íbamos a exceso de velocidad. Ya se checaron las cámaras también con la Policía, íbamos a 70 kilómetros. Todo el mundo habla de un carro gris, que un carro gris se retornó.

“Cuando nos hacen la prueba de antialcohol, mi flaca y yo no llevábamos ni una gota de alcohol. ¿Qué pasó?, no lo sé”, prosigue.

“Ella era una de mis mejores amigas; ella era amiga mía desde que estábamos en la UANE, era una persona muy apegada a mí, yo muy apegada a ella y a su familia. Ella adoraba a mis hijos.

“César era amigo mío, no tan cercano como lo mío con Alin, pero también era una persona muy allegada. Ellos dos siempre con su sonrisa, nunca los viste tristes. Ellos siempre alegres, siempre sonrientes, y a Roberto yo a él lo había visto dos veces nada más. Él sí era un conocido”, explica.

Iveth cuenta que duró más de un mes en estado de coma inducido.

“Duré inconsciente, a lo que me dice mi mamá, yo duré más de un mes. Bueno, lúcida, porque yo estaba despierta. Dice mi mamá que iban a verme, reconocía a las personas que iban a verme, más yo no me acuerdo, no me acuerdo que hayan ido a verme, no recuerdo la visita de los doctores. Yo recuerdo nada más ciertos fragmentos, que era cuando me bañaban, que era un dolor impresionante, dice.

HORARIOS NO CONCUERDAN

Iveth niega que hayan andado de bar en bar y argumenta que las horas no coinciden con lo expuesto en los medios de comunicación locales.

“Llegamos como a las 08:15, 08:20 de la noche. Entonces ya se checa, y nosotros nos retiramos de Sayulita a las 09:40, 09:50, y el accidente dicen que pasó a las 10:00, 10:15 de la noche. Entonces duramos relativamente una hora en Sayulita, nada de lo que dijeron que andábamos de bar en bar. No, porque a esa hora yo llegué de mi trabajo y la flaquita salía a las 08:00 de la noche de AT&T.

AHORA A SALIR ADELANTE

Iveth, una de las primeras cosas que realizó al estar consciente y en mejor estado de salud fue a la casa de Alin Elizabeth a visitar a sus padres.

“Ir con la familia de mi flaca. Fui cuando yo todavía andaba en silla de ruedas, fui a verlos”, expresa.

Al preguntarle qué haría con esta nueva oportunidad de vivir, señaló que estará con sus hijos y regresará a trabajar.

“Pienso en estar con mis hijos, con mi familia. Es lo único que yo quiero ahorita, mi familia, mis hijos, te vuelvo a repetir, estuve a punto de dejar a mis hijos sin madre, ahora no hay otra cosa que yo desee más que tratar de salir adelante, estar con mi familia, mi trabajo y mi escuela, es todo lo que yo deseo ahorita”, enfatiza.

“Relativamente los accidentes están a la orden del día, tú puedes venir bien y no sabes cómo vengan los demás, nosotros veníamos bien y, ¿qué pasó?, no lo sabemos. Lo único es que hay que manejar con precaución, y si uno va a salir, moverse en otros medios... aunque nadie estamos exentos de no sufrir un accidente”, finaliza.

LOS HECHOS

El choque ocurrió el 1 de marzo de este año.
Fue en el bulevar Musa de León.
Ailin Estefanía Elizalde Rodríguez, de 25 años, manejaba el vehículo March.
Presuntamente ella pierde el control del vehículo. y se impacta contra un muro.
Roberto Nájera Long es otra de las víctimas; falleció en el Hospital Miguerza.
Minutos antes, Nájera Long había publicado en Facebook (21:33 Hrs) la foto de unos tequilas con la leyenda: “Casual a punto de morir”.
Iveth Alvarado dice viajaba como copiloto.
César Zaid Álvarez es la tercera víctima.