Foto: Especial
La rivalidad entre Steelers y Patriots dio un nuevo paso

PITTSBURGH.- La rivalidad entre Steelers y Patriots dio un nuevo paso.

La temporada pasada, el entrenador en jefe de los Steelers, Mike Tomlin, estalló al término del partido en Gillette Stadium al acusar un cruce en las señales de radio en los audífonos de los entrenadores en la banca indicando que “Ese siempre es el caso” cuando juegan contra Nueva Inglaterra.

Esta semana, el coordinador defensivo de Pittsburgh, Keith Butler, fue más allá y acusó a los Patriots de actuar en el límite entre lo legal e ilegal.

“No creo que hagan nada especial [en su ofensiva]”, declaró Butler de acuerdo al Providence Journal. “Creo que a veces hacen algunas cosas fuera de las reglas, ya saben, que podrían estar en el límite de ser legales o no legales.

“Han hecho un par de cosas en el pasado, poniendo al tackle ofensivo fuera como [receptor] inelegible pero no lo es realmente. A veces el énfasis de la NFL en términos de lo que marcan y lo que no marcan, [los Patriots] juegan un poco con eso”.

Butler hizo referencia a los escándalos de Spygate y el reciente Deflategate, en los que la NFL ha sancionado a los Patriots por espiar a equipos rivales y desinflar balones en el Juego por el Campeonato de la AFC del 2014, respectivamente.

“Ellos han sido acusados de hacer muchas cosas”, sentenció. “Pero lo que tenemos que hacer nosotros es ignorarlo y jugar”.

Desafortunadamente para Butler y los Steelers, los Patriots han dominado la serie desde 1998, ganando nueve de 12 enfrentamientos y el mariscal de campo Tom Brady tiene marca 8-2 frente a Pittsburgh, incluyendo playoffs.

Además, Pittsburgh no podrá contar con el mariscal de campo Ben Roethlisberger por lesión, lo que nubla aún más su panorama para el partido del domingo en Heinz Field.