ESPECIAL
Cuando el componente que requiere el chip esté disponible, se completará la construcción y luego se realizarán extensas verificaciones de calidad

Stellantis no fue inmune a la escasez global de chips, en su caso afectó a las camionetas Ram 1500 Classics que producen las plantas de  Saltillo, Coahuila y Warren, Michigan, se fabrican las unidades sin ese módulo y luego se guardan hasta recibir el componente que les falta.

El director de Comunicación y Relaciones Públicas de Stellantis México, Miguel Ceballos, comentó que debido a la escasez mundial sin precedentes de microchips, se están construyendo y manteniendo Ram 1500 Classics construidas en la planta de Ensamblaje de Camiones Warren en Michigan y en la Planta de Ensamblaje de Camiones Saltillo en México.

Cuando el componente que requiere el chip esté disponible, se completará la construcción y luego se realizarán extensas verificaciones de calidad antes de enviar los camiones terminados a los distribuidores.

“Lo que estamos haciendo es que cuando entra a la línea una RAM 1500 Classic, que es la versión anterior, se fabrican sin ese módulo y una vez que sale de la línea, las estamos guardando para cuando llegue los módulos y poderlas enviar a los distribuidores”.

Miguel Ceballos añadió que siguen trabajando en estrecha colaboración con los proveedores para mitigar los impactos de fabricación causados por los diversos problemas en la cadena de suministro que enfrenta la industria.

Esta situación se empezó a presentar este último fin de semana, no hay paros programados se trabaja en horario normal, es la única unidad con la que se presenta ese problema de los chips, la situación se revisa día a día.