Foto: Especial
Le informaron que su padre había fallecido por COVID-19, pese a que no le practicaron los exámenes correspondientes, su familiar había ingresado por un cuadro de neumonía y por dolores a causa de dos tumores que tenía

CIUDAD DE MÉXICO.- El padre de Irving Hernández Gallegos murió presuntamente a causa de covid-19, a sus familiares les entregaron las cenizas de un desconocido, ya que la clínica del IMSS en la que fue atendido le dijeron que no sabían en donde estaban los restos de su progenitor.

De acuerdo con lo reportado por el joven, su padre murió el pasado jueves 21 de mayo en el Hospital General 8 del IMSS, en la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México. Tras asumir la pérdida, el joven solicitó los restos de su progenitor para darle cristiana sepultura, pero los trabajadores del centro de salud le dijeron que el cadáver había desaparecido y no tenían dato respecto a su paradero.

Hernández Gallegos dijo que su familiar había ingresado al nosocomio por un cuadro de neumonía y por dolores a causa de dos tumores que tenía. Sin embargo, el paciente no logró soportar la enfermedad y falleció, según Opinión.

Los galenos le informaron que su padre había fallecido por COVID-19, pese a que no le practicaron los exámenes correspondientes. Al cabo de unos días, acudió al hospital donde le dieron la desagradable noticia, y pidió hablar con el director del lugar.

“Me dijeron que lo iban a buscar, que ellos en realidad no sabían si estaba vivo o muerto, que no tenían el dato exacto y no sabían nada. Que yo estaba en mi derecho de demandar, que yo decidía si hacía algo o no”, señaló Irving.

El muchacho exigió que se le realizara a él y su familia la prueba de COVID-19, la cual le condicionaron a cambio de firmar un documento en el que aceptaba las cenizas ofrecidas, e incluso le prometieron una prueba de ADN para comprobar que fueran las de su padre.

Irving señaló que no firmó ningún documento, ya que quiere que le entreguen el cuerpo de su padre, y no puede recibir las cenizas de alguien que no conoce para después comprobar si son las de su progenitor o no. En tanto, decidió acudir al Ministerio Público en Álvaro Obregón para realizar la denuncia correspondiente. En el lugar le señalaron que entablarían el acta, pero su caso era muy difícil y aseguraron que no pasaría nada.

El hombre espera que se haga justicia debido que hay otras dos familias más que también reclaman los restos de sus parientes fallecidos por covid-19.