El tenista británico Andy Murray celebra tras ganarle un punto al checo Radek Stepanek durante su partido de primera ronda de Roland Garros en París, Francia. Foto EFE
Murray estuvo hoy a dos puntos de perder el partido cuando servía 4-5 en el último capítulo, pero logró salir del abismo y tras quebrar en el undécimo game selló una festejada victoria.

El británico Andy Murray avanzó hoy con máximo sufrimiento a la segunda ronda del Abierto de tenis de Francia al completar no sin esfuerzo su remontada ante el checo Radek Stepanek.

En la reanudación del encuentro suspendido por falta de luz el lunes, el número dos del mundo consiguió imponerse finalmente por 3-6, 3-6, 6-0, 6-3 y 7-5 ante su veterano rival de 37 años.

Murray estuvo hoy a dos puntos de perder el partido cuando servía 4-5 en el último capítulo, pero logró salir del abismo y tras quebrar en el undécimo game selló una festejada victoria.

El escocés, que comenzó la jornada de hoy perdiendo dos sets a uno pero con ventaja de 4-2 en el cuarto capítulo, se medirá en la siguiente ronda al francés Mathias Bourgue, que batió al español Jordi Samper-Montana 7-5, 7-6 (7-5) y 7-6 (8-6).

"Siempre ha sido extremadamente dificil jugar contra él. Le pega plano, a veces con ángulos, saca bien, tira drops...", elogió Murray a Stepanek, un talentoso veterano del circuito.

"Es increíble lo que está haciendo. Tuvo una lesión muy seria el año pasado (en la espalda) y estuvo afuera por unos ocho o nueve meses. Volver a los 37 años y luchar y jugar como lo hace es increíble. No espero estar haciéndolo yo eso a esa edad", añadió el británico tras un encuentro de 3:39 horas repartidas en dos días.

Murray llegaba a París como uno de los máximos favoritos junto al serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal. El número dos del ranking viene mostrando una continua evolución en arcilla y recientemente ganó el título en el Masters 1000 de Roma, además de llegar a la final en Madrid.