Archivo
Wall Street sufrió fuertes pérdidas, arrastrada por el miedo a una posible recesión, luego de conocerse varios malos datos económicos en Estados Unidos

El miedo a una desaceleración económica global más fuerte de lo esperado marcó desde las primeras horas de hoy una tendencia a la baja en los mercados mundiales.

Sin embargo, ha sido el anuncio del Brexit el que terminó por hacer de esta jornada un día 'negro' en las finanzas bursátiles, con caídas verdaderamente importantes.

Londres ha tenido el peor índice del Viejo Continente con un descenso del 3.2 por ciento, el mayor descenso desde 2016. Le siguió París (-3.1 por ciento) y el Eurostoxx (-2.9 por ciento). 

Otro ejemplo es la Bolsa española, el Ibex 35, que no fue ajeno a esta corriente y retrocedió un 2.77 por ciento, su mayor caída en dos años.

Por su parte, Wall Street sufrió fuertes pérdidas, arrastrada por el miedo a una posible recesión, luego de conocerse varios malos datos económicos en Estados Unidos, que llevaron al indicador Dow Jones a perder más de 500 puntos (-1.9 por ciento).

Esto se debió principalmente a que la actividad manufacturera en la Unión americana cayó en septiembre a su mínimo en una década.