458 cadáveres que no han sido identificados, se han ubicado en el Estado, según las autoridades.
Cuerpos son exhumados por autoridades y colectivos ciudadanos; PGJE trabaja en recolección de perfiles genéticos de familiares de desaparecidos

La Procuraduría General del Estado de Coahuila contabilizó 458 cadáveres de personas sin identificar en el Estado, éstos han sido exhumados por autoridades y colectivos ciudadanos que participan en la búsqueda de desaparecidos. 

José Ángel Herrera Cepeda, subprocurador Especial Para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, informó que del total de cadáveres se han establecido solamente 52 hipótesis de previa identificación, que podrían determinar la procedencia de un desaparecido sin necesidad de un perfil genético.

Pese a este avance, el funcionario estatal exhortó a las familias de desaparecidos a ayudar a incrementar las cantidad de muestras de ADN, a fin de que los operativos de búsqueda tengan elementos suficientes para confrontar la identidad de los restos.

“Se tienen aproximadamente mil pruebas genéticas, pero tenemos planeada una campaña masiva con el fin de recabar más pruebas que provengan de familiares de desaparecidos, aunque no cuenten con denuncias de por medio”, aseveró.

 

1,854 desaparecidos se tienen registrados en la entidad, según cifras oficiales.

El subprocurador adelantó que luego de la Ley de Identidad expedida el 18 de diciembre, se implementó el “Plan Estatal de Exhumación” que actualmente se encuentra integrando un comité específico donde intervengan las procuradurías y los diversos colectivos de personas desaparecidas, para los planes y tareas de las exhumaciones. Su instalación se dará a conocer el próximo viernes o sábado de esta semana.

 

inicios del año pasado se había informado que había 435 cadáveres ubicados, por lo que en un año aumentaron 23, es decir, 5.29 por ciento. 

Por último, recordó que a la fecha se tienen registrados mil 854 personas desaparecidas en territorio coahuilense; cifra que se ha contemplado con las denuncias recibidas por las autoridades a partir del 2010.

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza