En México hay más homicidios que muertos por coronavirus, hasta este ayer  se habían registrado 2 mil 704 decesos por COVID-19, contra 7 mil 24 homicidios de enero a febrero de este año, pero la pregunta es ¿es relevante hacer esta comparación? Yo creo que no, en este momento de la contingencia las muertes logradas por este enemigo invisible, no es el criterio a evaluar, sino las víctimas potenciales que se pueden ocasionar ante el descuido y la irresponsabilidad.

No minimicemos las muertes que este virus puede ocasionar, hasta ayer en España habían tenido 25 mil 857 muertes por COVID-19, mientras que en 2017 tuvieron solamente 662 homicidios; en Estados Unidos van 71 mil 079 fallecimientos, frente a 5 mil 327 homicidios y en México llevamos 2 mil 704 defunciones por coronavirus, mientras que en 2019 tuvimos 24 mil 835 homicidios.

Las muertes que el virus ha ocasionado en estos países quizá son más impactantes para sus habitantes que están poco familiarizados a estos eventos, pero aún si son homicidios, en comparación a nosotros los mexicanos, donde el estándar de muerte por esta y muchas causas está por encima que el promedio mundial.

Lo anterior me pone a reflexionar si en nuestro país, hay una indolencia ante la muerte o una costumbre a la misma, que se ve reflejada en la frase “hay más homicidios que muertes por coronavirus”, como una justificación para no respetar las medidas de distanciamiento social fijadas ¿seguirá valiendo esta excusa hasta que las muertes ocasionadas por el COVID-19 rebasen el puesto por los homicidios en nuestro país?

¿Acaso hemos perdido la capacidad de asombro ante la muerte a causa de ese otro virus llamado violencia? En mi opinión no debemos esperar a que las muertes causadas por este enemigo invisible, rebasen a las ocasionadas por el homicidio para tomar acciones, y tomar las cosas con seriedad.

¿Vas a esperar a que esto suceda? ¿Tomar una acción? Espero que esto no sea demasiado tarde para evitar tu enfermedad o la de algún ser querido. Por favor comparte esta opinión para hacer conciencia entre tus amigos y familiares.

 

Oscar Padilla