Higiene. Las casillas cuentan con el aval de la SS para garantizar el cuidado de la salud de los electores. ARCHIVO
Las labores de prevención y vacunación han permitido que se reanuden actividades económicas en Coahuila, de manera progresiva y escalonada

La Secretaría de Salud de Coahuila invita a los ciudadanos a que confíen en los protocolos sanitarios y las medidas de protección que se implementarán en las casillas el próximo 6 de junio, día de las elecciones más grandes de la historia del país.

“Nosotros hemos trabajado con el INE y el IEC, hemos revisado los protocolos, ha variado un poquito la sanitización, ya no es la sanitización con humo, hay que hacer una limpieza exhaustiva, y las medidas de protección personal son muy importantes, la sana distancia, la señalización”, explicó el doctor Roberto Bernal, titular de la dependencia estatal.

Resaltó la importancia de seguir respetando las medidas de prevención contra el COVID-19, como el uso obligatorio de cubrebocas, mantener la distancia social y el uso de gel antibacterial, tanto en las casillas, como en espacios públicos y privados.

“Nosotros estamos apoyando y supervisando todas las casillas y estamos para lo que la población pueda necesitar”, apuntó el tsecretario de Salud en el Estado, Roberto Bernal.

Señaló que las labores de prevención y vacunación han permitido que se reanuden actividades económicas en Coahuila, de manera progresiva y escalonada.

OCUPACIÓN BAJA AL 3%

El secretario de Salud estatal, además informó que la ocupación hospitalaria llegó al 3 por ciento de camas para pacientes de COVID-19 en el Estado, con 50 camas utilizadas de mil 460 disponibles.

El uso de ventiladores mecánicos se registró en 5 por ciento, con 19 en uso de 361 existentes en el Estado.

La Región Sureste contabilizó 5 por ciento de ocupación de camas COVID-19 (21 de 426 disponibles) y 7 por ciento de ventiladores (9 de 129 existentes).

La Laguna llegó al 4 por ciento de camas ocupadas (23 de 571) y 7 por ciento de ventiladores (9 de 123).

La Carbonífera registró 4 por ciento de camas utilizadas (3 de 82) y 13 por ciento de ventiladores (uno de 8); mientras las regiones Centro-Desierto y Norte registraron 1 por ciento de ocupación de camas y 0 por ciento de ventiladores.